De Copas y balances: Que lejos queda Europa

Por Sebastian Urrutia Iglesias, futbolero

Este finde semana, fue de finales continentales en el mundo futbol, Argentina venció a Brasil y se rompía el maleficio de Messi y sus amigos de 4 finales perdidas, más tarde Italia despertaba de un largo silencio desde el año 2006 de la mano de una nueva generación campeonando frente a una interesante Inglaterra que hizo de local, ante la mirada de millones de futboleros del mundo pegados a la pantalla, donde obviamente me incluyo.

Sin embargo, como parte de este lado del mundo veo con preocupación, la excesiva diferencia a favor de los europeos en cuanto al juego y sus derivados ya sean desde la táctica , ritmo de partidos, vértigo , trato al balón , técnica en velocidad, variantes ofensivas y defensivas , calidad de jugadores e incluso la emoción , por lo que hoy la copa América parece un evento de segundo orden a lo visto en Europa y trato de abstraerme de la organización y seriedad, solo me remito a lo exhibido en la cancha durante los partidos que tuve acceso a ver por la TV., esto ya parece ser difícil de revertir a corto o mediano plazo y lo más complicado es que cada 4 años, estas diferencias se reafirman e incrementan en las copas del mundo.

En total, Europa lidera el historial de títulos mundialistas con 13 a 9 contra Sudamérica. Desde 2006 en adelante, se vive un hecho sin precedentes: se proclamaron campeones 4 conjuntos europeos de manera consecutiva (Italia, España, Alemania y Francia), lo que definitivamente marca el momento que atraviesa el fútbol de Sudamérica.

Si bien en los últimos años algunos países de Sudamérica, Argentina , Brasil, Chile y Uruguay sacaron buenos jugadores que se marcharon jóvenes a Europa, las próximas generaciones europeas amenazan con llegar mejores y más fuertes que nunca a las próximas ediciones.

Con un recambio generacional mucho más amplio y con estrellas juveniles europeas que ya son una realidad, las selecciones de Sudamérica deberán encontrar una solución para poder hacer frente a este poderío europeo que parecería que va a extenderse por unos años más.

En los últimos años de carrera de Messi, Neymar, James, Alexis Sánchez y Suárez, los combinados sudamericanos podrían jugarse la última bala para quebrar el dominio europeo en el ámbito mundialista el próximo 2022, cuando la pelota comience a rodar en Qatar 2022, lo que por el momento se ve cada vez más lejos.

Por último me permito en esta columna, agradecer a todos y todas las personas que me han elogiado en mis humildes apreciaciones de lo que ocurre dentro de una cancha de futbol, como dicen por ahí del deporte más lindo del mundo. Muchas Gracias.