Corte de Arica rechaza recurso de protección contra protocolo de conexiones a clases online

Corte Apelaciones de Arica

La Corte de Apelaciones de Arica rechazó el recurso de protección presentado por apoderada en contra del protocolo establecido por el colegio Abraham Lincoln de la ciudad, que regula la conexión online de los alumnos a las clases a través de la plataforma Zoom.

En fallo unánime (causa rol 1.260-2020), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por la ministra Claudia Arenas González, el fiscal judicial Juan Manual Escobar Salas y el abogado (i) Mario Palma Sotomayor– no dio lugar a la acción constitucional presentada en contra de los sostenedores del establecimiento, la Seremi de Educación y la Superintendencia de Educación, al considerar que el protocolo impugnado no es ilegal, arbitrario o discriminatorio. (Leer fallo de la Corte AQUÍ)

“Que, como primera cosa, se acusó de ilegal y arbitrario el comunicado que contiene la sanción impuesta al alumno individualizado en el recurso, para cuyo análisis esta Corte ha dispuesto del Reglamento Interno y del Acta de la Sesión del Consejo Escolar Extraordinario de 23 de octubre recién pasado, de cuyo cotejo se desprende que el contenido del comunicado cuestionado fue aprobado conforme a las reglas contenidas en el reglamento señalado e integradas válidamente en él, de modo que, no es posible divisar la ilegalidad denunciada”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que: “(…) a mayor abundamiento, la decisión del Colegio recurrido, de desconectar y no expulsar de una sesión de clases virtuales determinada, se encuentra ajustada a las normas contempladas en el ‘Titulo IX: DE LA VIGENCIA’, del Reglamento de Convivencia Escolar, específicamente en su artículo 22, que dispone en lo pertinente: ‘Se establece, a través del Consejo escolar, que la vigencia del reglamento será para dos años (2019-2020), pudiéndose incorporar en este período otras disposiciones, con el objeto de cumplir con las normativas que puedan surgir…”.

Para el tribunal de alzada: “(…) entendiendo que el protocolo impugnado, precisamente regula situaciones que no pudieron ser tomadas en consideración al momento de la aprobación del reglamento de convivencia escolar, por no existir las condiciones que hicieron necesaria la implementación del sistema de clases mediante plataformas informáticas, a propósito de la declaración de estado de emergencia constitucional por la enfermedad de Covid-19, no resulta ilegal el protocolo elaborado por la recurrida, que además se aplica no solo a los estudiantes, sino que a todos los miembros de la comunidad estudiantil, de lo que se sigue en este caso concreto no ha mediado arbitrariedad ni discriminación alguna”.

“Que –prosigue–, en cuanto al hecho acaecido el nueve de noviembre del presente año, en que el estudiante habría sido ‘expulsado’ de la clase por no tener encendida su cámara, lo que fue expresamente negado por la recurrida tanto en su informe como en estrado, es posible advertir una confusión entre la ‘expulsión’ y la ‘desconexión’ del sistema telemático, pues el recurrente ha insistido en la vista del recurso que el alumno fue expulsado de una clase en particular en la que no se conectó con la cámara y de todas las otras asignaturas, hecho éste último que además de no haber sido acreditado, fue desvirtuado por el colegio recurrido con el mérito de los registros del panel de control a la plataforma zoom, que atestiguan que aún con fecha posterioridad a aquella señalada en el recurso, el alumno en cuestión ha registrado conexiones, intermitentes por lo demás, tal como aparece en su historial de conexión”.

“Por último, el perjuicio denunciado en el recurso no ha sido tal, pues tal como sostuvo el colegio recurrido, corroborado por la Seremi de Educación, la asistencia a clases no será un factor a considerar a la hora de decidir la promoción de los alumnos y además, el alumno contaba con las clases y materiales en la plataforma sin necesidad de conectarse a ellas, afirmación que no fue controvertida por el recurrente, por lo cual ningún perjuicio podría provocarle, lo que deviene en el rechazo del recurso como se señalará en lo resolutivo”, razona.

Por tanto, se resuelve que: “SE RECHAZA el recurso de protección deducido Marcelo Cañipa Zegarra, en representación de Carmen Sylvia Zúñiga Pérez, en contra de la Corporación Educacional Colegio Abraham Lincoln School, de la Secretaría Regional Ministerial de Educación de la Región de Arica y Parinacota, y de la Superintendencia de Educación de la Región de Arica y Parinacota”. (Leer recurso completo AQUÍ)