Corte de Arica ordena la prisión preventiva de imputado por lesiones, amenazas y desacato en contexto de VIF

La Corte de Apelaciones de Arica revocó la resolución impugnada y decretó la medida cautelar de prisión preventiva de Cristián Alexis Aguilar Martínez, imputado por el Ministerio Público como autor de los delitos consumados de lesiones menos graves, amenazas simples (3) y desacato en contexto de violencia intrafamiliar. Ilícitos que habría perpetrado en diciembre del año pasado, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 107-2021), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por las ministras María Verónica Quiroz Fuenzalida, Claudia Arenas González y el abogado (i) Mario Palma Sotomayor– ordenó el ingreso en prisión preventiva de Aguilar Martínez por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

“Atendido el mérito de los antecedentes, lo expuesto por los intervinientes en estrado y teniendo especialmente presente que éstos se encuentran contestes en el hecho de las amenazas vertidas por el imputado a la víctima, en orden a que ‘va a contratar un sicario y que le queda poco’, en concepto de esta Corte son antecedentes calificados que permiten presumir que el imputado Cristián Alexis Aguilar Martínez, realizar atentados en contra de aquella, por lo que SE REVOCA la resolución apelada dictada en audiencia de veinticinco de marzo de dos mil veintiuno, en la causa RUC 2001279830-0, RIT O-13095-2020, del Juzgado de Garantía de esta ciudad, en consecuencia se decreta la medida cautelar de prisión preventiva respecto del imputado Aguilar Martínez, por constituir su libertad un peligro para la seguridad de la ofendida”, sostuvo el fallo.

Según el ente persecutor, alrededor de las 21.30 horas del 20 de diciembre de 2020, la víctima se encontraba en su vivienda ubicada en la población Punta Norte, lugar al que llegó Aguilar Martínez, su expareja, quien comenzó a agredirla con golpes de puño en la cara y de pie en diferentes partes del cuerpo, diciéndole “te ando buscando para matarte y donde te encuentre te mataré”, para luego irse de la vivienda en dirección desconocida, dejando a la víctima con heridas leves. Al ejecutar dicha acción, el imputado incumplió la medida de prohibición de acercarse a la víctima y a su domicilio, decretada por el Juzgado de Garantía de la ciudad.

Al día siguiente, 21 de diciembre, alrededor de las 13.30 horas, la víctima se encontraba en su casa y recibió la llamada del imputado que le señaló que “le iba a mandar a un sicario, que le iba a quemar su casa y la de su mamá y la iba a matar a ella y a sus hijos”.

En tanto, el 22 de diciembre, la víctima recibió una nueva llamada telefónica de Aguilar Martínez, que le reiteró que la estaba buscando a un sicario para matarla, para luego recibir otra llamada desde un teléfono fijo de un número desconocido, de un sujeto que le dijo que era un sicario y que le quedaba poco tiempo a ella y a sus hijos.