Convenio Integra-Senadis extendió sus beneficios de párvulos de Putre y Visviri

Iniciativa busca apoyar a niños y niñas con necesidades educativas especiales y este 2019 incluirá a la provincia de Parinacota, comenzando por el jardín infantil y sala cuna “Pachamama” de Putre y el jardín infantil “Tacora” de Visviri.

Hasta la provincia de Parinacota se extenderán los beneficios del Convenio de Atención Temprana Integra-Senadis 2019, iniciativa que tiene el propósito de apoyar a niños y niñas con algún grado de discapacidad o rezago en su desarrollo, en establecimientos educativos de la Red de Salas Cuna y Jardines Infantiles de INTEGRA de nuestra región.

Desde el año 2013, el convenio permite la contratación de un kinesiólogo y una psicopedagoga, para apoyar el trabajo de los equipos educativos, beneficio que este año añadió una segunda dupla para trabajar en los jardines infantiles “Pachamama” de Putre y “Tacora” de Visviri.

El convenio 2019 fue inaugurado oficialmente en una ceremonia con párvulos, familias y equipos educativos al interior del jardín infantil y sala cuna Milagro de Amor, lugar en donde la Directora Regional de Integra, Ana Suzarte Verdugo, destacó el alcance de esta iniciativa financiada por Senadis.

“El trabajo de ambas duplas beneficiará directamente a 41 niños y niñas de la región e indirectamente a 738 párvulos. Su trabajo busca transferir y dejar instaladas capacidades profesionales en equipos educativos de Integra, a través de entrenamientos y experiencias educativas que se puedan replicar por parte de ellos”, explicó la Directora Regional.

“Este convenio es vital para las familias, ya que estamos trabajando una temática tan importante como la inclusión social y la igualdad de oportunidades. Dejar estas capacidades instaladas en los jardines infantiles y tener duplas de profesionales a cargo de integrar a los niños que tienen una discapacidad es fundamental y como Gobierno de Chile y Senadis siempre estamos dispuestos a apoyar estas actividades”, añadió el Director Regional del Servicio Nacional de la Discapacidad, Andrés Díaz Suárez.

Hilda Díaz y su familia es una de las beneficiadas. Su hijo asiste al jardín infantil Milagro de Amor. “Acá a mi hijo lo han recibido con las manos abiertas. Mi hijo tiene una malformación en el brazo derecho, pero para nosotros es un niño normal, no tiene ninguna discapacidad y eso me han enseñado acá, donde también él ha aprendido a compartir con los demás niños”, contó la apoderada.

Junto a los jardines de Putre y Visviri y el jardín infantil “Milagro de Amor”, este trabajo se desarrollará en Arica en los establecimientos educativos “Nueva esperanza”, “Alborada”, “Santa Rosa”, “Sombrerito” y la sala cuna “Capullitos de Ternura”.