Construyen protecciones para evitar derrumbes en Cuesta de Chaca Norte

mop_chaca_nortePara evitar que desprendimientos de material que dañen la calzada, el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección Regional de Vialidad, se encuentra ejecutando obras de contención de derrumbes en un tramo de un kilómetro de la Cuesta Chaca Norte en la Ruta 5.

Autoridades visitaron los trabajos que fueron contratados a la Constructora San Felipe S.A., con una inversión de 1.599 millones de pesos.

El intendente regional destacó la preocupación del MOP por mejorar los estándares de seguridad de la Ruta 5, que conecta a región con el resto del territorio nacional. “En este caso estamos en una zona crítica que constantemente se ve afectada por derrumbes cuando ocurren sismos. Efectivamente con los sismos del 1 y 2 de abril se produjeron desprendimientos de material que bloquearon la plataforma. Este proyecto de mejoramiento de los taludes corresponde a un proyecto de reconstrucción post terremoto que va avanzando rápidamente. Lo que vamos a ganar será seguridad para el tránsito por esta vía”, sostuvo Rodríguez.

Asimismo, el seremi de Obras Públicas, Jorge Cáceres, explicó que este proyecto de conservación vial, “forma parte de todo el Plan de Mejoramiento de la Ruta 5 que hemos implementado, especialmente en las tres cuestas que tiene el tramo regional. En este espacio de un kilómetro vamos a implementar el sistema de terrazas para dar mayor estabilidad al cerro e instalaremos mallas de contención que evitarán la caída de rocas”.

Agregó que la idea es que el próximo año la Ruta 5, especialmente las cuestas de Acha, Chaca y Camarones, tengan un nuevo estándar de seguridad con terceras pistas, obras de contención de derrumbes, señalética y lechos de frenado, para dar mayores garantías a conductores y pasajeros que transitan a diario por esta vía de conexión con el resto del país.

Gracias este proyecto, el tramo que incluye los kilómetros 2.034 y 2.035 tendrá obras de estabilización de taludes que incluyen la construcción de terrazas, realizando movimientos de tierra y destrucción de rocas.

Además, para evitar que eventuales desprendimientos de material lleguen a la calzada, se instalarán mallas en el farellón que está adosado a la pista oriente.