Condenan a 5 años y un día de presidio a autora del delito de tráfico de migrante menor de edad

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó a Sofía Esmeralda Flores Fernández a la pena de 5 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autora del delito consumado de tráfico de una migrante menor de edad. Ilícito sorprendido en mayo de 2019, en el Complejo Fronterizo de Chacalluta.

En fallo unánime (causa rol 126-2020), el tribunal –integrado por los magistrados Óscar Huenchual Pizarro (presidente), Gonzalo Brignardello Cruz (redactor) y Sara Pizarro Grandón– aplicó, además, a Flores Fernández las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua de derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos mientras dure la condena; más el pago de multa a beneficio fiscal ascendente 10 unidades tributarias mensuales.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que la acusada Flores Fernández se dedicó, junto a un grupo de desconocidos se dedicaba, al menos, desde de mayo de 2019 a facilitar el ingreso ilegal de migrantes al territorio nacional, previo pago de cierta cantidad de dinero.

En dicho contexto, el ciudadano venezolano A.J.M., desde Santiago tomó contacto con una agencia de viajes, la que le ofreció trasladar de forma ilegal desde Venezuela a Chile, por un pago de 395 dólares, a su hija de 15 años desde la ciudad venezolana de San Felipe hasta Tacna. Arribada a la ciudad peruana, la menor fue llevada a un hostal, y le informaron al padre que para continuar con el trayecto hasta Arica debía efectuar otro giro por 200 dólares, dinero que sería recepcionado por Flores Fernández, quien posteriormente le dio las indicaciones a la menor para ingresar en forma ilegal a Chile, evadiendo el control migratorio.

La menor abordó el 22 de mayo, un bus en Tacna con destino a Arica, vehículo de trasporte de pasajeros en el cual la acusada cumplía funciones de auxiliar. Durante el trayecto, continuaba proporcionando instrucciones a la menor para evadir el control.

En horas de la noche, funcionarios de la policía internacional apostados en el Complejo Fronterizo de Chacalluta, se percataron que la menor intentó evadir el control migratorio. Al ser consultada, explicó el pago de dinero realizado por su padre, señalando a la auxiliar como quien la ingresó ilegalmente a Chile, por lo que la policía procedió a su detención.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de la sentenciada para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso de los 200 dólares incautados.