Concejo Municipal de Arica acordó embanderar la ciudad en apoyo a defensa chilena en La Haya

Por unanimidad, el Concejo Municipal de Arica, en relación a los alegatos en la Haya por la Demanda Marítima de Bolivia contra Chile, aprobó embanderar la ciudad en apoyo a la defensa chilena, realizar un llamado para mantener la hermandad de los pueblos y combatir el centralismo, que finalmente hace que los tratados entre países, perjudican a Arica.

Embanderar
En la sesión número 9 del Concejo Municipal, la concejala Miriam Arenas Sandoval (DC), propuso el embanderamiento de Arica, puntualizando que “lo único que estoy pidiendo, es un gesto de apoyo a la ponencia chilena en la Corte de La Haya, y para eso pido que se embandere nuestra ciudad”. Moción que apoyó la concejala Elena Díaz Hevia (PC), quien se mostró a favor de la propuesta de su colega y llamó a los demás concejales “a apoyar a Chile en La Haya y defender los intereses de nuestro país”.

En tanto el concejal Daniel Chipana Castro (Ind), manifestó que como chilenos nos corresponde apoyar a la defensa chilena ante La Haya, para así cuidar los intereses de los habitantes de la región de Arica y Parinacota.

Soberanía
Más duro en su posición fue el concejal Patricio Gálvez Cantillano (Ind): “los ariqueños no deben dejarse llevar por la mentirosa estrategia comunicacional de Bolivia”.

“Esto no es una provocación, es amor por la soberanía y por nuestra ciudad”, precisó el concejal Juan Carlos Chinga Palma (RN), a lo que el concejal Jaime Arancibia (UDI), se mostró partidario que la postura del Concejo ariqueño se expresa ante la opinión pública.

Hermandad
Una posición distinta expresó el concejal Paul Carvajal Quiroz (PH) quien dijo estar a favor de integración entre países hermanos como Chile y Bolivia, y Carlos Ojeda Murillo (PH), quien planteó que “no podemos generar una instancia de animadversión negativa hacia nuestros países vecinos”. Ambos ediles adscribieron el llamado del alcalde Gerardo Espíndola Rojas (PL) a hacer un llamado a la hermandad de los pueblos, ya que en Arica históricamente convivimos amigablemente en la frontera.