CONAF capacita online a militares del Huamachuco y a Bomberos en control de incendios forestales

Y compromete versión práctica en terreno, cuando las condiciones de la pandemia lo permitan.

De manera virtual y con el compromiso de cumplir más adelante la etapa práctica del aprendizaje, la CONAF renovó la capacitación a 64 participantes de la Brigada Motorizada N° 24 “Huamachuco” con asiento en Putre. De esta manera se constituye la nueva Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIFE) de Parinacota.

La programación de CONAF abarcó asimismo una segunda parte de la actividad, la que se extendió a voluntarios de la 6°, 7° y 8° compañías de Bomberos, unidades que atienden los valles de Lluta, Azapa y la comuna de Putre, respectivamente.

Como expositor del temario estuvo el ingeniero forestal Luis Martínez Díaz, profesional de extensa trayectoria en la Corporación Nacional Forestal, y quien expuso sobre el difícil escenario global debido al cambio climático, refiriéndose entre otros aspectos, a los cambios en la temperatura de los océanos, los que “se proyectan como muy anómalos y preocupantes”. Tales escenarios inciden en los incendios forestales, que en mayoría -un 90,7%- son causados por el ser humano, ya sea intencionalmente o por descuido.

Tras la capacitación, el teniente David Contreras Fuentealba de la Brigada Motorizada N° 24 Huamachuco, señaló que “hubo bastante interés y se valoró la entrega didáctica de la información; sin embargo a diferencia de años anteriores no tuvimos clases prácticas así que esperamos que pueda darse más adelante en especial para la utilización de las herramientas.

Otra diferencia de años anteriores, según el teniente Contreras, fue que “casi la mitad del contingente participante vive en Arica y varios de ellos pertenecen a Bomberos como cadetes o aspirantes, por tanto ya tenían algún conocimiento, pero también muchas ganas de aprender más”.

Tanto el director regional de CONAF, como el expositor de ambas jornadas, Luis Martínez, resaltaron el alto valor ecológico de la vegetación andina, y la necesidad de prevenir incendios que la afecten, ya que por ejemplo en el caso de las queñoas o llaretas, se pierden ejemplares de 50, 80 o muchos años más de historia”.

Peñaranda agregó que “a nivel de los valles costeros en tanto, su intensa actividad agrícola incide en la práctica de las quemas durante todo el año, y si bien muchos agricultores se han acogido a la normativa que las regula, aún queda gente que hace quemas ilegales sin seguir las recomendaciones para un mayor control”. En este ámbito el directivo valoró especialmente la labor de Bomberos, la que según confirmó por su parte Luis Martínez, “ es vital en todo el norte”.

Las capacitaciones de este orden tienen como propósito resolver la necesidad de protección y prevención ante los incendios forestales, en atención a la utilidad de diverso orden que estos recursos aportan a las personas. En la región en lo que va corrido del año, se han registrado cinco incendios forestales, y han afectado a valles costeros como Chaca y Camarones y también se han dado en la comuna de Putre.