Conaf: Áreas silvestres protegidas atraerán unos 15 mil visitantes el 2015

conaf_volcan_lagoUna visitación permanente en el tiempo, con variaciones estacionales sujetas generalmente a sucesos globales, presentan las unidades regionales del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado. Así lo reflejan las cifras históricas mantenidas por CONAF, las que para el primer semestre de 2015 acumulan 8.207 visitantes, con un descenso de un 9,24 por ciento respecto a igual período del 2014 y arrojan una proyección de 15 mil visitantes para el presente año, de acuerdo al informe técnico del tema.

Pese a la baja, que tiene su explicación en variables externas, para el director regional de CONAF, Guillermo Cisternas, las cifras dan cuenta de una atracción permanente y sostenida que tienen el Parque Nacional Lauca –unidad que encabeza las estadísticas-, así como el Monumento Natural Salar de Surire y la Reserva Nacional Las Vicuñas, que siguen en el orden de preferencias. El directivo afirma asimismo, al igual que el jefe del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de la entidad, Carlos Nassar San Martín, que “probablemente las cifras reales son mayores, dado que nuestra región no tiene una garita o puesto de control de ingreso a las unidades del Snaspe, ya que como es sabido están cruzadas por la carretera internacional 11Ch”. Para el directivo de CONAF, lo que sí es claro es la base concreta que ofrecen los atractivos del altiplano para el turismo regional.

Fluctuaciones
De acuerdo al informe técnico de CONAF, las fluctuaciones en las cifras de visitantes del presente año, están basadas principalmente en externalidades tales como los eventos deportivos (Copa América), la disminución en la temporada de cruceros en la región o los trabajos de mantención de la Ruta 11Ch. Históricamente las cifras han tenido estos vaivenes, ya sea con efecto positivo o negativo, tal como ocurrió con la visitación peak de año del eclipse y los períodos posteriores, donde llegaron entre 23 mil y más de 30 mil turistas; y épocas hacia la baja, como en los años posteriores a los atentados a las Torres Gemelas, donde hubo alrededor de doce mis visitantes.

Carlos Nassar subraya que de todas maneras y pese también a las dificultades de la altitud, hay una constante de turistas atraídos por las áreas silvestres protegidas de la región. En conjunto éstas forman a su vez la Reserva de Biosfera Lauca, identificada a nivel mundial como representativa de la zona biogeográfica de puna, y se asocia a la vez a las zonas hotspot del planeta, es decir aquellos lugares con mayor biodiversidad de tipo endémica, o sólo presente en dicho lugar. Cinco guarderías y doce guardaparques trabajan en la zona, ya sea en tareas de patrullaje, atención de turistas o apoyo a labores de investigación.

Las cifras
En cualquier caso el área que encabeza la visitación es el Parque Nacional Lauca, que en el estudio del primer semestre registra un 93,71 por ciento. La mayoría son visitantes nacionales (82,29 por ciento). La tendencia se revierte a la hora de revisar qué pasa con la Reserva Las Vicuñas y el Monumento Salar de Surire, donde la visitación internacional supera el 75 por ciento, con 179 y 337 turistas respectivamente.

A nivel general y como patrón recurrente en cuanto a las nacionalidades, de los 1.752 foráneos registrados el primer semestre, el orden está dado por franceses (395), alemanes (344), seguido más lejos por norteamericanos (164) y un sorpresivo aumento de brasileros con 105 visitas.

Consultado Luis Araya, guardaparque administrador de las áreas en la provincia de Parinacota, sobre los comentarios que dejan los visitantes, cuenta que generalmente son de agradecimiento y felicitaciones por la labor de resguardo de los recursos naturales que cumple CONAF. También se lee mucho la frase “¡maravillosos paisajes, hermosa fauna y naturaleza circundante”.

Emplazadas en territorios de comunidades y propietarios aymaras, las unidades del Snaspe regional ofrecen bellezas escénicas singulares, en especial por sus volcanes, salares y espejos de agua tales como el lago Chungara o las lagunas Cotacotani y las lagunas del Salar de Surire que albergan tres de las seis especies de flamencos existentes a nivel mundial. Una nutrida avifauna, fácil de observar en su gran mayoría (165 especies de vertebrados), recursos culturales y actividades para el desarrollo del turismo de intereses especiales (trekking, montañismo, escalada, observación de aves, entre otros), son el sello de estos lugares ubicados entre los 3.200 y los 6.000 msnm.

Planes de uso público
A fin de dar un mejor ordenamiento territorial a las distintas áreas silvestres protegidas de la región, la CONAF está también definiendo lo que son los planes de uso público de cada unidad del Snaspe. Guillermo Cisternas explica que “de ese modo se cumple el doble propósito de distinguir aquellos lugares que no deberían sufrir intervención y evitar así impactos en los recursos naturales de la zona; y a la vez tener la claridad de aquellos espacios donde puedan desarrollarse emprendimientos turísticos, en especial por parte de la comunidad local”.