Con torre de agua riegan por gravitación gracias a la energía solar

indap_energia_solarCon la bendición del Inti, el impulso de tres generaciones de agricultores y los incentivos del Programa de Riego Intrapredial, PRI, de INDAP, fue entregado el primer estanque de acumulación elevado para riego en el Valle de Azapa, Región de Arica y Parinacota.

La estructura de diez metros de altura y 10 metros cúbicos de capacidad, será utilizada para riego presurizado, en el sector de “18 de Septiembre”, a la altura del km 35 del Valle de Azapa.

“Este es un sistema ideal, porque transforma la energía solar en energía gravitacional hidráulica, con la cual el usuario puede regar a cualquier hora, evita la evaporación excesiva durante el día y hace un mejor aprovechamiento del recurso hídrico”, explicó Óscar Fuentealba, encargado regional de Riego de INDAP.

El estanque fue instalado en el predio del agricultor Jorge Mamani Coillo, y challado junto a toda su familia entre serpentinas y brindis de champaña. “Esto para mí es un sueño hecho realidad (…)
Yo tenía en mente hace tiempo este proyecto, pero no sabía si resultaría o no, entonces en Indap me dijeron que sí podía y con la ayuda de mis padres, mis hermanos y mis hijos, trabajando, con harto esfuerzo, ahora tenemos la torre”, dijo, emocionado, Jorge Mamani.

Para Jorge Torres Caballero, director regional, esta obra refleja los avances socioeconómicos alcanzados en los últimos años en Chile a partir de la agricultura.

“Esta es una muestra clara de la evolución de nuestros campesinos y campesinas, donde una familia –formada por una abuela analfabeta, un padre que llegó sólo a terminar su enseñanza media y sus nietos, que ahora son universitarios- han podido cambiar sustancialmente su situación económica y social a partir de la actividad agrícola”, destacó.

TECNOLGÍA AL SERVICIO DEL RIEGO
Este estanque de acumulación elevada tuvo un costo superior a los 8 millones de pesos y permite almacenar agua, la que es impulsada a través de un sistema de bombeo fotovoltaico.

“El agua sube gracias al sistema de bomba solar y se va a cumulando, lo que permite regar los cultivos en los periodos en que no hay energía solar suficiente (…) aquí se transforma la energía solar en energía hidráulica gravitacional, la cual puede ser ocupada incluso en la noche”, especificó Óscar Fuentealba.
Para comprender su funcionamiento, agregó que con la energía solar captada por los 6 paneles solares de 180 watts que están ubicados en el predio, “se alimenta una bomba sumergida con la cual se impulsa el agua desde la superficie hasta el estanque elevado, donde se almacena para su posterior uso”.

Finalmente, Jorge Torres destacó que este “es un sistema complementario ideal para un sistema fotovoltaico, porque permite un riego uniforme durante cualquier hora del día o de la noche, ayudando de manera importante a nuestros agricultores”.