Con operativo erradican “rucos” en distintos sectores del borde costero

Luego de diversas coordinaciones realizadas durante la Mesa de Ordenamiento de Borde Costero, en las playas de Arica se dio inicio a un operativo de limpieza y eliminación de “rucos”, con el objetivo de poner fin a una serie de incivilidades y preparar los balnearios para poner 100 por ciento en marcha la temporada de playas 2020-21.

Los procedimientos contaron con la colaboración de la Municipalidad de Arica, la seremi de Desarrollo Social y la Capitanía de Puerto, organismos que enfocaron una primera etapa en Playa Brava y en las torres de salvavidas de Chinchorro.

Según explicó Edgar Muñoz, director de Turismo Municipal, los esfuerzos apuntan a dar una solución a una problemática que se vio acrecentada durante los meses de pandemia, y que generaban dificultades para entregar todas las garantías en materia de seguridad a los bañistas.

Playas Brava y Chinchorro
En lo que respecta a Playa Brava, diversos problemas habían sido generados de manera reiterada, como la rotura constante de las cajas eléctricas para colgarse a la luz, lo que no solamente era un delito, sino que también ponía en riesgo a los peatones que circulaban por el paseo costero.

“Primero llegó al sector de Playa Brava el Equipo Calle de la Municipalidad, para realizar un trabajo previo con las personas en situación de calle. Después se acercó la seremi de Desarrollo Social y, finalmente, se procedió al desalojo. Durante todo el proceso hubo una conversación con los organismos involucrados para realizar este proceso de manera correcta”, expresó Muñoz.

En cuanto a Chinchorro, personal de Seguridad Humana desalojó las torres de salvavidas que durante meses estuvieron tomadas. Por tal motivo, su estado actual es crítico, por lo que el equipo municipal trabajará a toda máquina para que las torres queden operativas.

Muñoz agregó que este era el principal impedimento que la Municipalidad tenía para que Chinchorro pudiera estar habilitada para el baño, y que sólo se estaba a la espera de obtener la factibilidad por parte de las autoridades competentes, argumentada en los perjuicios que han sido generados en estos espacios públicos.

“Ya con el desalojo de las torres de salvavidas, podemos nosotros iniciar el proceso de habilitación de Chinchorro. Si bien esto no generó una demora, ya que el año pasado la temporada inició el 21 de diciembre, sí nos impidió realizar las reparaciones que las torres requerían, así que actuaremos con la máxima premura para que las torres estén habilitadas a la brevedad”, enfatizó Edgar Muñoz.

La Mesa de Ordenamiento de Borde Costero está conformada por la Capitanía de Puerto, Dirección Municipal de Turismo, Dirección Municipal de Prevención y Seguridad Humana, Corporación Costa Chinchorro, Sernatur y la Dirección de Obras Portuarias. En el contexto actual, se sumó también a Seremi de Salud y Seremi de Desarrollo Social.

A través de esta instancia, son evaluadas futuras acciones para garantizar que las playas estén en óptimas condiciones para su habilitación. Cabe recordar que el pasado 4 de diciembre, las playas La Lisera y El Lacho fueron habilitadas para el baño, quedando pendiente playa Chinchorro.