Con libro fotográfico dan a conocer el proceso de la raima de la Aceituna de Azapa

Desierto Oliva, proyecto iniciado en el 2019, presenta la cosecha de uno de los productos más reconocidos de los valles de la región de Arica y Parinacota.

Una forma de compartir la identidad ariqueña a través de su patrimonio agroalimentario, además de dar a conocer imágenes del proceso de la raima azapeña, cosecha manual realizada según los métodos tradicionales del valle, son algunos de los objetivos del proyecto Desierto Oliva, el que realizó su lanzamiento a través de redes sociales y que cuenta con el apoyo de la Fundación Desierto Vivo.

Daniela Echeverría, encargada del proyecto, explicó que el equipo de trabajo difunde el patrimonio de los olivos de Azapa desde el 2016, a través del proyecto Azapeña. “Si bien son una especie introducida que finalmente se adaptó hace cientos de años, consideramos que sus aceitunas son parte importante de nuestra identidad, ya que son multiculturales al igual que nuestra población. Es un patrimonio de nuestra región que debe ser protegido, y la tarea de relevar su producto es de toda la comunidad”, señaló.

Alejandra Andino, directora de Desierto Vivo, añadió que “El patrimonio cultural es un garante del desarrollo sostenible, y en estos momentos, con amenazas como el cambio climático, es especialmente importante. Es imposible valorar y proteger lo que no se conoce, de ahí la importancia de difundir estas temáticas”, comentó.

Desierto Oliva, financiado por el Fondart Regional 2019, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, presenta fotografías de todo el proceso de la cosecha de la Aceituna de Azapa y estará disponible en Bibliotecas públicas, además de establecimientos educacionales.