Cómo funciona el estadio “Carlos Dittborn” en fase 4

El recinto municipal abre sus puertas de lunes a sábado, bajo estrictos protocolos para prevenir contagios por Covid-19.

En la fase 4 del plan Paso a Paso dispuesto por el nivel central, en el estadio “Carlos Dittborn” con un aforo para 200 personas y respetando los protocolos sanitarios para prevenir el Covid-19, la comunidad ariqueña puede disfrutar de las dependencias del coloso ubicado en la avenida 18 de Septiembre.

La zona 1 del “Dittborn”, aquella donde está ubicada la cancha uno y la pista atlética, está a disposición de los deportistas de alto rendimiento y de proyección, de lunes a viernes, de 07:00 a 16:00 horas, y los sábados, de 07:00 a 12:00 horas.

Cancha uno
En la mítica cancha 1, esa donde Chile le ganó a Rusia en el Mundial del 62, los jugadores de San Marcos de Arica entrenan dos veces por semana, y juegan de local por el campeonato de Primera B. En dicho rectángulo, personal municipal riega, corta y aplica insumos agrícolas al césped.

En la zona 2, con ingreso por el portón de calle Magallanes, los clubes deportivos y público en general, pueden hacer uso de las máquinas de ejercicios, las canchas 2, 3 y 5, y las zonas destinadas para el trote, de lunes a sábado, de 08:00 a 16:00 horas.

Protocolo
Para agendar una programación semanal, las asociaciones deportivas o clubes deportivos deben agendar con una semana de anticipación el ingreso al estadio. El uso de las dependencias del estadio no puede superar una hora de duración. Eso sí, los deportistas disponen de 15 minutos para ingresar y 15 minutos para salir del estadio.

Al ingresar al recinto es obligatorio el uso de mascarilla; toma de temperatura y aplicación de alcohol gel en las manos. Las personas deben anotar sus datos en una planilla de control de ingreso y deben llenar un formulario Covid-19.

Todos los deportistas deben llegar al estadio con sus botellas con agua. Para prevenir posibles focos de contagios, los baños del recinto permanecen cerrados.

El ingreso al estadio será controlado por un funcionario municipal con su respectiva credencial, quien entregará las correspondientes indicaciones.

La administración del estadio recomienda mantener la distancia física sobre 1,5 metros, y no sacarse la mascarilla hasta llegar al lugar donde se realizará la siempre necesaria actividad física.