Comisión Nacional de Riego capacita a usuarios del valle de Azapa para fortalecer gestión hídrica

Iniciativa impulsada por la Comisión Nacional de Riego (CNR) contempla la instalación de una parcela demostrativa de control de extracción en el comité de Agua Potable Rural de San Miguel de Azapa.

En el marco del programa “Transferencia para Fortalecer la Gestión de la Comunidad de Aguas del valle de Azapa”, que se ejecuta a través de la División de Estudios, Desarrollo y Políticas, la Comisión Nacional de Riego (CNR) dio inicio a las capacitaciones en diversas materias judiciales y administrativas, de tipo organizacional y en todo lo relacionado al control del recurso hídrico subterráneo.

Como parte de estas actividades también se instaló una parcela demostrativa de control de extracción en el comité de Agua Potable Rural (APR) de San Miguel de Azapa para obtener los primeros muestreos.

“Estamos muy contentos con los resultados que ha obtenido este grupo de agricultores producto de su asociatividad y trabajo, hablamos de una primera experiencia en la región con una comunidad de este tipo que no tienen necesariamente que ver con las aguas que escurren sino con el uso del acuífero en el valle de Azapa; un trabajo inédito en nuestra zona que esperamos siga con muy buenos resultados”, explicó el coordinador Zonal Norte Grande de la CNR, Miguel Donoso Acosta, al referirse a la iniciativa que contempla una inversión cercana a los $150 millones.

Por su parte, el presidente del APR de San Miguel de Azapa, Walter Imaña Santos, manifestó que esta iniciativa les permitirá “tener un mejor servicio para la población porque el instrumento que se instaló no solamente nos va a medir el caudal, sino que también va a señalar cuando tengamos mermas de las napas de agua, entonces cuando tengamos esas mermas vamos a tener un registro para que podamos prever y no nos vamos a quedar sin agua”.

El seremi de Agricultura de Arica y Parinacota, Jorge Heiden, destacó la importancia de este tipo de programas “que apoyan a diferentes usuarios, en este caso de la Comunidad de Aguas Subterráneas, para mejorar sus capacidades técnicas y así lograr una adecuada administración de los recursos hídricos junto con contemplar apoyo en diversos actos judiciales y administrativos para dar inicio al funcionamiento de la comunidad”.

Fortaleciendo capacidades
La capacitación ha estado focalizada en 350 usuarios que representan entre 2.000 y 2.500 litros por segundo, que es lo que se extrae y están asignados por derecho en la cuenca del valle de Azapa.

El jefe de proyecto de la Consultora Everis Chile, Osman Cataldo, indicó que la formación ha apuntado en diferentes áreas a fin de instalar nuevas capacidades en los usuarios, donde han destacado “capacitaciones en temas legales, sobre la conformación de una comunidad de aguas subterráneas y su administración, desde el punto de vista técnico y en todo lo que dice relación con el sistema de control y monitoreo que esta implementando la Dirección General de Aguas (DGA), y que busca conocer la extracción efectiva que hay en el valle con un sistema remoto de monitoreo”.