Comienza juicio oral por tráfico de drogas en la denominada “Operación Mussolini”

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica inició este lunes 23 de agosto la audiencia de juicio oral en contra de 11 acusados por el Ministerio Público como autores del delito de tráfico de drogas. Ilícitos cometidos entre abril y junio del año pasado, en la ciudad.

En la primera jornada del juicio (causa rol 34-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Sergio Álvarez Cáceres (presidente), Julio Jáuregui Medina (redactor) y Eduardo Rodríguez Muñoz– leyó la acusación fiscal y luego dio paso a los alegatos de apertura de las partes en modalidad semipresencial, con los magistrados y el fiscal conectados a través de la plataforma Zoom, al igual que parte de los acusados, que se encuentran con la medida cautelar de prisión preventiva en el Complejo Penitenciario de Acha; los acusados, seis defensores y primeros testigos presentes en el tribunal. Modalidad acordada para mantener el servicio judicial durante la pandemia de covid-19.

Según la acusación fiscal, los acusados tendrían participación en los siguientes delitos: Wilson Manuel Flores Pozo, autor de dos delitos de tráfico ilícito de drogas; Juvenal Ayala Mamani, autor de dos delitos de tráfico ilícito de drogas; Jean Franco Hilaja Humire, autor de tres delitos de tráfico ilícito de drogas y un delito de porte ilegal de municiones; los acusados Miguel Gabriel Yampara Yampara, Isaac Pablo Yampara Yampara, Freddy Alvarado Terrazas, Emperatriz Ccama Fernández, Alfredo Condori Laqui y Moisés Gregorio Mamani, autores de un delito de tráfico ilícito de drogas y del delito contemplado en el artículo 318 del Código Penal; en tanto, respecto de los acusados Wueilmer Terrazas Mamani y Oscar Arrellano Mamani son acusados como autores de un delito de tráfico ilícito de drogas.

En la acusación fiscal, leída por el tribunal, se consigna que en el marco de una investigación denominada “Mussolini”, se constató “la internación de indeterminadas cantidades de droga a nuestro país. Por lo anterior y en base a la intervención telefónica, previamente autorizada por el Tribunal de Garantía de Arica junto a distintas diligencias investigativas, se estableció una estructura criminal dedicada al Tráfico ilícito de drogas y estupefacientes, la cual tiene funcionamiento en el vecino país de Bolivia, donde se abastecían de la sustancia ilícita.

Esta organización de personas, con previo concierto y conocimiento de sus integrantes de sus actividades ilícitas, mantenían roles y funciones definidas con el objeto de poder concretar el traslado de la droga hacia Chile, atendido a las dificultades propias por la pandemia del Covid-19 y el cierre de fronteras los cual dificultaba su accionar, por ende realizaban a pie el viaje desde Bolivia por el altiplano, hasta ser recogidos en el sector del Valle de Azapa, siendo luego trasladados en vehículos a distintos domicilios para acopiar y posteriormente vender la droga”.