Comienza juicio oral por serie de robos, receptación y porte o tenencia de armas de fuego y municiones

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica inició este lunes 5 de julio la audiencia de juicio oral en contra de cinco acusados por el Ministerio Público como autores de una serie de robos; receptación y porte o tenencia de armas de fuego y municiones. Ilícitos cometidos entre enero y marzo de 2018, en la ciudad.

En la primera jornada del juicio (causa rol 93-2020), el tribunal –integrado por los magistrados Óscar Huenchual Pizarro (presidente), Mauricio Petit Moreno (redactor) y Mario Reyes Trommer– leyó la acusación fiscal y luego dio paso a los alegatos de apertura de las partes en modalidad semipresencial, con dos de los magistrados y el fiscal conectados a través de la plataforma Zoom; y el tercer juez, los acusados, defensores y primeros testigos presentes en el tribunal. Modalidad acordada para mantener el servicio judicial durante la pandemia de covid-19.

Según la acusación fiscal, el acusado G.A.R.S., tendría participación en dos delitos de robo en lugar habitado y un delito de receptación; J.I.G.M., en tres delitos de robo en lugar habitado y un delito de robo con violencia e intimidación; D.B.A.F., en cinco delitos de robo en lugar habitado, un delito de robo en lugar no habitado, dos delitos de robo con violencia e intimidación, un delito de receptación, dos delitos de tenencia o porte de municiones y un delito de posesión tenencia o porte de armas sujetas a control. En tanto, B.N.A.F., sería responsable de dos delitos de robo en lugar habitado y un delito de receptación e I.L.A.B., se le imputa autoría en un delito de receptación, un delito de tenencia o porte de municiones y un delito de posesión tenencia o porte de armas sujetas a control.

La acusación fiscal, leída por el tribunal, consigna como primer hecho, el acaecido en horas de la madrugada del 12 de enero de 2018, ocasión en la cual “el acusado D.A.F., junto con otro sujeto aún no identificado, concurrió en un automóvil marca HONDA modelo Fit, hasta la Clínica Kinesiológica y Salud de nombre ‘C-KINS’, ubicada en calle Serrano de la comuna de Arica y con un elemento contundente forzaron la chapa de la puerta de entrada, ingresando al inmueble, y una vez en el interior sustrajeron, con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño, dos notebook, una consola X-box con sus accesorios entre otras especies, todas de propiedad de la víctima F.O.A.M, para luego el acusado junto con el otro sujeto aun no identificaron, huyeron con las especies en su poder a bordo del vehículo marca Honda”.

Cinco días después, “El 18 de enero de 2018, en horas de la tarde, los acusados D.A.F. e I.G.M. junto a otros sujetos aun no identificados, se trasladaron en un vehículo marca Honda, modelo FIT, color blanco, al inmueble ubicado en una parcela de la Villa El Alba del Cerro Sombrero de esta comuna, y mediante escalamiento, esto es saltando el cierre perimetral, ingresaron al inmueble premunidos con armas de fuegos en donde intimidaron a las víctimas de iniciales S.F.P.G, M.S.G.C y F.A.P.A agrediendo a este último; quien resultó con lesiones de carácter leves, exigiéndole que le entregaran el dinero, sustrayendo, con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño, la suma de $2.000.000 en dinero en efectivo, un cheque por la suma de $5.000.000, 4 pendrives y un teléfono celular en otras especies, el avalúo de la especies ascienden en la suma de $7.350.000 para luego huir el lugar con la especies en su poder”.

El tercer hecho se registró en horas de la tarde del 13 de febrero de 2018, ocasión en que “los acusados D.A.F. y J.G.M. junto a otros sujetos aun no identificados, se trasladaran a bordo de un vehículo marca Mitsubishi modelo Outlander y en otro vehículo marca Honda Fit, hasta el inmueble ubicado en pasaje Barriles de la comuna de Arica y ejerciendo fuerza en la chapa de la puerta de entrada mediante algún elemento contundente, ingresaron al inmueble y una vez en su interior, sustrajeron las siguientes especies: un perfume marca King, un perfume marca Animale, un perfume marca Obsesión, un perfume marca Hilfiger, un perfume marca Jacobo y un after shave, como también dos televisores, ocho parlantes, quince licuadoras y varias prenda de vestir, especies de propiedad de la víctima de iniciales P.C.J.M, para luego huir los acusados del lugar con las especies en su poder”.

Asimismo, el 22 de febrero de 2018, en horas de la tarde, “el acusado D.A.F. junto con otros sujetos aun no identificados, se dirigieron al inmueble ubicado en calle Alonso Sánchez de la comuna de Arica, y por vía de escalamiento ingresando al inmueble y premunidos con arma blanca abordaron a la víctima de iniciales M.M.P, tomándola del brazo llevándola al pasillo subiéndola al segundo piso de la habitación, exigiéndole que le entregara joyas y dinero, en esos momentos la víctima de iniciales J.P.B.N, abrió la puerta de su habitación y observó al acusado y a los sujetos aún no identificados, en donde trató de cerrar la puerta de su habitación sin lograrlo, siendo agredido en diferentes partes del cuerpo hasta que lo redujeron y lo dejaron boca abajo en su habitación, en donde el acusado y los sujetos no identificados, al recorrer el inmueble encontraron una caja fuerte en el dormitorio de los padres de la víctima, exigiéndole el acusado a la víctima que entrega las llaves mientras lo golpeaban, reteniendo el acusado y los sujetos aún no identificado a las víctimas por un lapso de 30 minutos, donde sustrajeron diversas especies electrónicas, joyas y dinero en efectivo, para luego huir del lugar con las especies en su poder. A raíz de las agresiones la víctima resultó con lesiones de carácter leve”.

Modus operandi que se reiteró el 5 de marzo de 2018, en horas de la tarde, cuando “el acusado J.G.M. y otros sujeto no identificados concurrieron a bordo de dos vehículo uno de color azul, marca Honda, y otro un vehículo blanco marca Honda, al inmueble ubicado en el pasaje Yareta del sector del Cerro Sombrero y ejerciendo fuerza en la chapa de entrada mediante algún elemento contundente, ingresaron al inmueble, y una vez en el patio se dirigieron donde se encontraban estacionado los vehículo de propiedad de la víctima R.M.F.B, ingresando al móvil y sustrayendo una radio marca Pioneer color negro con pantalla de 5 X 5, para luego darse a la fuga del lugar”.

En tanto, el 6 de marzo de 2018, en horas de la tarde, “los acusados D.A.F. y J.G.M, concurrieron a bordo del vehículo marca Honda Fit, al inmueble ubicado en Pasaje Carrizal de esta comuna, y ejerciendo fuerza en la chapa de la puerta de entrada mediante algún elemento contundente e ingresaron al inmueble y una vez en el interior, sustrajeron un notebook marca Toshiba, un notebook marca Compac, la suma de $40.000 en dinero en efectivo, un anillo de oro de varón con perla, un anillo de oro, una pulsera de acero quirúrgico, un colgante de mujer con un corazón de oro, entre otras especies de propiedad de C.R.C.G, para luego huir del lugar con las especies en su poder”.

El séptimo hecho atribuido se registró el horas de la tarde del 15 de marzo de 2018, cuando “D.A.F. y L.M.M., concurrieron al inmueble ubicado en Ramón Carnicer de la comuna de Arica, ingresaron por vía de escalamiento, esto es, escalando el cierre perimetral del costado norte del inmueble, y una vez en su interior, sustrajeron diversas especies consistente en: un reloj pulsera marca Citizen, 20 anillos de diferentes modelos y metales, 6 pulseras diferentes modelos y materiales, 3 cadenas diferentes modelos y material y tres aros diferentes de modelos y material, entre otras especies avaluadas en la suma de $500.000 de propiedad de la víctima de iniciales N.E.A.O, especies que colocaron en un bolso para luego huir del lugar con las especies en su poder”.

Finalmente, el 21 de marzo de 2018, “en horas de la tarde, los acusados C.S.C., D.A.F., B.A.F., G.R.S., junto a L.M.M., a bordo Mitsubishi tipo Station Wagon, modelo Outlander, color blanco de propiedad de la pareja del acusado C.S.C. y del vehículo Honda, modelo Fit color blanco de propiedad de K.F.D. madre de los acusados D.A.F. y B.A.F., quienes se movilizaban en este último vehículo, se dirigieron en dirección al KM 1 ½, ruta 11 CH Villa los Conquistadores de esta comuna, lugar donde existe un condominio familiar, y una vez que se encontraba en la parte posterior del condominio ingresaron por vía de escalamiento, saltando una pandereta de dos metros de altura y una vez en el interior se dirigieron al inmueble de la víctima de iniciales K.S.I.L ingresando al inmueble sustrayendo varios relojes de diferentes marcas, varias joyas, un notebook marca Acer, color negro, un Play Station 3 marca Sony con sus respectivos controles con diferentes juegos, además de una madera en el cual se encontraba los relojes y varios perfumes entre otras especies, para luego los acusados se dirigieron al inmueble de propiedad de la víctima de iniciales J.L.C.M y una vez en el interior sustrajeron un notebook marca Samsung color rosado, tres lápices marca Mont Blanck, un monedero artesanal de cuero con monedas en su interior, 07 relojes de diferentes marcas como Tressa, Citizen, Festina Swiss, Army, Victorrinox y Guess, un juego de collares y pulsera de piedras blancas, una pulsera con la leyenda grabada siempre juntos, un anillo de plata, cinco cadenas de plata, tres aros de plata, dos pulseras para mujer, una maleta de color negro marca Ivan Exprex, un trozo de una caja de madera de alcancía, una cartera de cuero, color café en cuyo interior mantenía la cantidad de 50 mil pesos chilenos y soles peruanos además de una chequera del BancoEstado, y una vez con las especies en su poder huyeron del lugar”.

Delitos que llevaron a efectivos de la SIP de Carabineros “a realizar diligencias investigativas y en virtud de la información entregada por un testigo con respecto a los vehículos que habían participado en el robo de condominio y a través de la información que ya manejaban de que estos vehículos estarían vinculados en el delito de robo de diversos sectores de la comuna, ubicaron los vehículos Mitsubishi tipo Station Wagon modelo Outlander y el vehículo Honda, modelo Fit color blanco, los cuales se encontraban estacionados en calle el Roble esquina Curali de esta comuna, percatándose que del inmueble de calle El Roble de la comuna de Arica, iban salieron los acusados del inmueble, subiéndose el acusados B.A.F. al vehículo marca Honda modelo Fit color Blanco y los acusados C.S.C., D.A.F. y L.M.M. a un vehículo marca Mazda modelo Demio color gris, por este motivo se procedió a la fiscalización de los acusados, en ese instante L.M.M., quien había abordado el vehículo marca Mazda abrió la puerta del vehículo y se dio a la fuga del lugar, instante que carabineros detuvo a bordo del vehículo marca Mazda al acusado C.S.C., quien se encontraba en el asiento del conductor y al acusado D.A.F. quien se encontraba en el asiento trasero, este último al ver a carabineros arrojó al piso cinco proyectiles no percutados y al revisar su vestimentas se le encontró tres proyectiles con las mismas características ya señaladas, sin contar con la debida autorización para el porte y tenencia de las municiones, además al interior del vehículo Marca Mazda modelo Demio se encontró diferentes especies las cuales fueron sustraídas a las victimas K.S.I.L. y J.L.C.M. y a otras víctimas; al acusado B.A.F. se le fiscalizó a bordo del vehículo marca Honda, color blanco, modelo Fit y en cuyo interior del vehículo se encontró una pistola a fogueo, una linterna electroshock, y dos relojes que fueron reconocidos por la victimas K.S.I.L y J.L.C.M.”, consigna la acusación.

“Continuando con las diligencias funcionarios de Carabineros ingresaron, previa autorización judicial, al inmueble ubicado en Curacaví, inmueble donde pernoctaba el acusado D.A.F. junto con su pareja la acusada I.A.B., donde se encontró diversas especies producto de robos ocurridos en diversos domicilios, tales como, en un televisor marca Samsung de 48 pulgadas, una caja con varias joyas, un computador marca Lenovo, una maleta color negra marca NAVEGATO, una pistola de aire comprimido, un Play Station III, una casaca de cuero color negra, un TV marca LG una pantalla de computador entre otras especies, por tanto conocía o no podía conocer el origen ilícito de las especies y debajo del colchón de la cama matrimonial que utilizaban los acusados A.F. e A.B. un revólver marca Taurus, 38 serie N° 1472514C con 05 proyectiles 38 mm sin percutar; revólver y municiones que los acusados D.A.F. e I.A.B. mantenía en su poder sin contar con la respectiva autorización para su porte o tenencia; posteriormente Carabineros ingresó al inmueble ubicado en calle Linderos de la comuna de Arica, inmueble que utilizaba como domicilio el acusado D.A.F., donde encontraron un televisor LG, un computador portátil, joyas y relojes entre otras especies, todas estas especies eran productos de los robos ocurridos en diversos inmuebles en la comuna de Arica”, añade.