CIHDE premia a alumnos de Liceo Putre ganadores del “Primer Taller Educacional Potencial Innovador de Nuestra Flora Andina”.

El grupo de alumnos del Liceo Putre  que realizaron el taller en las instalaciones de CIHDE
El grupo de alumnos del Liceo Putre que realizaron el taller en las instalaciones de CIHDE
En una ceremonia realizada en Putre, durante la celebración del Día de la Tierra, el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto premió a los cuatro alumnos de la Escuela Técnico Agrícola, que obtuvieron los primeros lugares en el “Primer Taller Educacional: Potencial Innovador de Nuestra Flora Andina”.

Cardina Caballero (1° Lugar) recibió un notebook (entregado por el CIHDE), David Pacaje y Wilma Pacaje una mochila con útiles por haber obtenido el 2° y 3° lugar respectivamente (donadas por la empresa MERCK), y Noemi Rojas un termómetro de Galileo por haber obtenido el 4° lugar (donado por la empresa ARQUIMED).

La iniciativa implementada por CIHDE, a través de su Laboratorio de Investigación e Innovación en Biomedicina (LIIB), en colaboración con la Universidad de Tarapacá y la Ilustre Municipalidad de Putre, está enmarcada en la ejecución del proyecto FIC “Transferencia Desarrollo Puesta Valor Patrimonio Etnobotánico, Región de Arica y Parinacota”, Código BIP N° 30170275-0, encabezado por el Dr. Carlos Echiburú Chau.

TALLER
El taller contó con la presencia de los consejeros regionales: Gary Tapia Castro, David Zapata Valenzuela y Ernesto Lee Vásquez, además del analista DACOG del FIC del Gobierno Regional de Arica y Parinacota José Cofré y Elías Lafertte, director ejecutivo del CIHDE. De esta forma, los alumnos de la Escuela Técnico-Agrícola de Putre, conocieron las potencialidades de su flora nativa y sus diferentes usos innovadores que permitirán dar valor agregado a este recurso, con miras al desarrollo socioeconómico de la región.

El doctor Echiburú explicó que los estudiantes aprendieron a extraer y evaluar aceites esenciales de plantas de la zona, además de hacerlos partícipes de un taller de investigación para fomentar el pensamiento científico, basado en experiencias propias. “Creemos que esta actividad cumple plenamente con potenciar el cariño de los jóvenes por las ciencias, además de darles nuevas perspectivas de uso de los recursos naturales que tienen en su entorno”, comentó el director del proyecto.