Cerca de 5 kilómetros de ciclovías serán habilitadas en Arica tras salir de cuarentena

Con la finalidad de continuar con las medidas de protección sanitarias, luego de concluir la segunda cuarentena de más de 100 días y pasar a fase dos de transición del plan Paso a Paso, la comuna contará con casi cinco kilómetros de ciclovías temporales, lo que permitirá fomentar el uso de la bicicleta en este periodo de crisis sanitaria como medio de transporte más seguro y contribuir a evitar el contagio por Covid-19.

En esta nueva fase, las ciclovías vienen a complementar y generar una continuidad de los recorridos con menor riesgos de contagios para las personas, para ello, la Municipalidad, a través del programa de Movilidad Urbana presentó tres proyectos de ciclovías, los que generarán la conexión entre el norte y centro de la comuna y así conformar una red que busca la seguridad de las y los ariqueños.

El proyecto considera la canalización o hitos delineadores, demarcación lineal y segmentada a lo largo de toda la vía.

La gestión del alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, avanza hacia una ciudad a escala humana, que sea más amigable con los peatones y los ciclistas. Aspecto que aporta a la sostenibilidad de los proyectos sociales, en la que sea el ser humano como centro de todo proceso de transformación y crecimiento de la ciudad.

Ciclovías
Para ello se han contemplado los siguientes tramos: el primero es el proyecto de ciclovía de Diego Portales, que partiría en la intersección de Diego Portales con Santa María, hasta la Rotonda Tucapel, tiene una extensión de 1,5 kilómetros y una inversión que supera los 36 millones de pesos. La iniciativa, es financiada por la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), y se encuentra a la espera de la adjudicación del contrato, que pasara por la aprobación del Concejo Municipal.

La obra comenzaría en la segunda quincena de noviembre y tendrá una duración de 30 días.

La segunda ciclovía se ubicará en calle 18 de septiembre con Chiloé. Parte a la altura de la Universidad de Tarapacá, baja por 18 de septiembre, ingresa por Tucapel, la cual se encuentra aprobada por la Seremi de Transporte y está a la espera de aprobación de recursos por parte de la Subdere, tiene una extensión de 2 kilómetros y cuyos recursos superan los 44 millones de pesos.

El tercer proyecto partirá en calle Velásquez con Chacabuco, a la altura de la rotonda General Velásquez, sube por Chacabuco y se conecta con Chiloé, hasta llegar a la ciclovía de 18 de septiembre. Ese tramo de un kilómetro se encuentra en etapa de subsanación de observaciones para la aprobación del Ministerio de Transportes.

Cabe mencionar que, existe una instancia de trabajo multisectorial denominada Mesa de Movilidad que es liderada por la Municipalidad a través del programa de Movilidad Urbana, en la que participan diversos actores como el ministerio de Transportes, Sectra Norte, Minvu, Serviu y la agrupación Ciclos.