CChC Arica a la venta de departamentos en 6 años: 57% nuevos versus 43% usados

El 57% de los departamentos que se venden en Arica son nuevos (1.894), mientras que el 43% son usados (1.449), estos son los resultados del periodo comprendido entre el 2010 y el 2015, según el informe realizado por el área de estudios de Cámara Chilena de la Construcción Arica.

cchc_departamentosEn el texto se detalla que desde el 2010 se han vendido 3.343 departamentos, de los cuales en el 2010 se transaron 282 nuevos versus 209 usados, en los años sucesivos la relación fue la siguiente 533 y 264; 181 y 310; 345 y 305; 489 y 295; hasta mayo del 2015 la cifra fue de 64 y 66, respectivamente.

En las cifras antes expuestas se puede notar que el 2012 fue el único año en que las viviendas usadas sobre pasan a las nuevas, mientras en lo que respecta al resto del periodo siempre la venta de nuevos superó holgadamente a los de segunda mano.

No obstante lo anterior, los números no son alentadores, la proporción de departamentos transados nos indica que hay una muy baja oferta inmobiliaria nueva, que la inversión privada en la ciudad no es la adecuada y que la construcción no alcanza la cuota de la demanda ariqueña, factores que suman al gran interés local por comprar una vivienda propia y satisfacer una mejor calidad de vida.

Sobre lo anterior, el presidente de CChC Arica, Cristián Bustos, expresó que la construcción de departamentos desde el 2010 ha vivido una fuerte demanda habitacional, pero que se espera en los próximos años los proyectos evolucionen de manera significativa con la entrega del nuevo plan regulador que está próximo a socializarse.

“Arica se está adecuando a las necesidades y falencias habitacionales, pero clave en este desarrollo es que el Plan Regulador Comunal próximo a darse a conocer se adapte a los nuevos requerimientos de altura y ubicación dentro de la ciudad para así tener más y mejores proyectos”, expresó el presidente CChC Arica.

LO QUE SE ESPERA
En relación a las proyecciones habitacionales los números anunciados por la autoridad son alentadores, ya que entre los años 2015 al 2022 se espera una construcción de un total de 6 mil viviendas públicas, por 156 mil millones de pesos (en el marco del Plan Especial de Zonas Extremas al año 2014-2018 se estima la construcción de 3 mil viviendas).

En el área de habitación privada se proyecta la construcción de 2.800 viviendas entre el 2015 al 2022, ya que si consideramos la Información del Conservador de Bienes Raíces existe la escrituración promedio de 350 departamentos nuevos por año (entre el año 2010 al 2014), por lo que en total se espera llegar a las 8.800 viviendas.

Es importante considerar que las ciudades que han sabido conjugar su crecimiento y territorio han demostrado mejor calidad de vida que otras que se proyectan en la extensión del espacio (con edificios no mayores a 4 pisos), provocando problemas de desplazamiento, mantenimiento de áreas verdes, pavimentación y espacios públicos.

Finalmente, se espera que el futuro plan regulador entregue reales incentivos a proyectos inmobiliarios que permitan construir una mejor urbe, permitiendo una renovación de Arica.