Casi mil visitas de cárcel realizó la DPP en Arica y Parinacota en 2021

Es importante aclarar, que las visitas presenciales se retomaron recién a inicios de julio, dada las restricciones sanitarias y el brote de Covid-19 que se vivió dentro del recinto penal.

Hasta el 31 de diciembre de 2021, los defensores penales públicos de la Región de Arica y Parinacota realizaron –durante el año- casi mil visitas de cárcel a privados de libertad, que se encuentran recluidos en el Complejo Penitenciario Arica.

La cifra da cuenta del trabajo realizado por la Defensoría Regional de Arica y Parinacota, por mantener la prestación de defensa y la calidad de la misma, pese a las dificultades a raíz de la pandemia por Covid-19, que ha afectado a nuestro país y el mundo desde inicio de 2020.

Es importante aclarar, que las visitas presenciales se retomaron recién a inicios de julio del año pasado, dada las restricciones sanitarias y el brote de Covid-19 que se vivió dentro del recinto penal. Sin embargo, los esfuerzos de la Defensoría Penal Pública, comenzaron en marzo de 2020, cuando hubo que instalar computadores y líneas telefónicas en el complejo penitenciario, para conversar con imputados y condenados.

Miles de entrevistas telefónicas y por videollamadas se realizaron durante todo ese periodo de tiempo, priorizando el contacto con los usuarios y apuntando a bajar la tasa de ansiedad y falta de información en la población penal.

Entrevistas
En total fueron 986 las entrevistas presenciales realizadas, mientras que en 146 no compareció el usuario. De las entrevistas, 849 corresponden a personas representadas por defensa general y 137 a representados por defensa Aymara e Indígena.

Los defensores penales públicos, tal y como lo indica el estándar de defesa, se entrevistaron dos veces al mes con sus representados, – una de ellas de manera presencial y la otra virtual- con el fin de darles a conocer el avance de sus causas, responder inquietudes y levantar información relevante para la defensa de cada uno, esto tomando en consideración todas las medidas de resguardo, para combatir la pandemia.

El Defensor Local Jefe (s). Rodrigo Torres Díaz, comentó que “el trabajo de los defensores penales públicos ha sido durante toda la pandemia realmente destacable, ya que en un inicio tuvieron que tomar contacto con sus representados únicamente de manera telemática – a excepción de controles de detención y juicios orales complejos-, por lo que tuvieron que lidiar con los problemas de conexión y, además, con los temores de los imputados que no se sentían seguros conversando a través de una pantalla. Sin embargo, lograron sortear las dificultades iniciales y mantener el estándar de defensa requerido para una buena defensa. Luego, con la vacunación y con una baja en los contagios, fue posible retomar las visitas a cárcel y conversar cara a cara con sus representados, siendo un alivio para ellos y permitiendo que el vínculo de confianza entre defensor e imputado se reforzara. No es poco contar mil visitas a cárcel, si consideramos que esta cifra se obtuvo en un solo semestre, por lo que agradezco el esfuerzo que puso cada uno de ellos, demostrando siempre compromiso y realizando un buen trabajo”.