Cartas al Director: Medidas Antidelincuencia

Sr. Director:

Daniela Jara, Gerente General de ALTO Chile.
Daniela Jara, Gerente General de ALTO Chile.
En el marco de la pasada visita del ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, nos gustaría hacer una reflexión sobre el actual escenario de violencia que hoy estamos presenciando, no solo por los excesos en las protestas estudiantiles, sino también hacia el comercio establecido.

Coincidimos con Giulinani en la necesidad de empoderar y respaldar políticamente a las policías, en no minimizar la importancia de los delitos menores, ya que esto nos lleva a restarle importancia al cumplimiento de las leyes y por sobre todo, a no darle real urgencia a la agenda corta antidelincuencia.

Como empresa líder en prevenir y reducir las pérdidas patrimoniales ocasionadas por delitos de diversa connotación, creemos importante la generación de iniciativas, tanto privadas como públicas que permitan poner freno a la delincuencia.

Uno de nuestros focos es generar efectividad en la persecución penal. Por eso, nos resulta vital la existencia de un banco unificado de datos que permita agilizar los procesos, mejorar las investigaciones y así lograr condenas acordes a los delitos cometidos. Hasta ahora, no había sido posible porque la información de los diferentes entes no conversaba.

En el caso de ALTO y de nuestra red de locales, la realidad ha sido distinta. Contamos con un sistema de información que nos permite tener una radiografía de los delitos, gestionar los datos y generar estrategias focalizadas para cada uno de los problemas existentes, y de esta forma lograr la aplicación de medidas de cautelares y la obtención de condenas con el objeto sacar de circulación a bandas de delincuentes.

En cuanto a entregar más facultades a Carabineros e Investigaciones, creemos que todas las acciones que impliquen una ayuda para prevenir delitos y combatir la delincuencia son positivas. Sin embargo, hay que revisar bien las indicaciones y preocuparnos de que este tipo de acciones se hagan con responsabilidad.

Así como la medida aprobada del control preventivo de identidad, existen otras que también contribuyen a combatir los delitos, como pueden ser mesas de trabajo público-privado, sistemas de información efectivos, medidas de autocuidado, prevención situacional, programas de rehabilitación y reinserción, entre otras.

El objetivo a cumplir debe ser que todos los actores que participamos en el proceso actuemos como facilitadores del trabajo de persecución penal. La colaboración y coordinación de cada uno de los intervinientes es vital para llevar adelante con éxito políticas de persecución penal que sean efectivas para la realidad que estamos enfrentando.

Daniela Jara Calderón
Gerente General de ALTO Chile