Carta al Director: Reforma a las Pensiones y grupos vulnerables

Roberto Erpel S., Seremi de Desarrollo Social.

Por Roberto Erpel S.
Seremi de Desarrollo Social

Como parte del Gobierno de nuestro Presidente Sebastián Piñera, estamos felices y expectantes luego que la Cámara de Diputados aprobara la idea de legislar la Reforma Previsional, proyecto que ahora pasará a la Comisión de Trabajo del Senado.

Una iniciativa de Ley que ha despertado el interés de la mayoría de los chilenos, pero principalmente de los grupos con los que nosotros, como ministerio de Desarrollo Social y Familia, trabajamos directamente: adultos mayores, mujeres, personas con discapacidad, personas que forman parte de los tramos más vulnerables de la población y algunos sectores de clase media.

En el trabajo en terreno que hacemos a diario por nuestra región, hemos constatado la necesidad de muchos adultos mayores de tener mejores pensiones, así como también hemos visto que los beneficios del pilar solidario no impiden que personas de tramos vulnerables caigan en la pobreza, que mujeres que han cotizado regularmente durante su vida no reciben una pensión adecuada y que adultos con dependencia severa no pueden llevar una vida digna con la pensión que actualmente reciben.

Por eso quiero agradecer a los diputados que dieron los votos para que esta reforma se aprobara, porque esta Ley se está haciendo cargo de todos estos problemas. Apenas se cumpla un año de entrada en vigencia, más de 40 mil jubilados de Arica y Parinacota, pertenecientes a los segmentos más vulnerables, se verán beneficiados con mejores pensiones tras el fortalecimiento del pilar solidario.

Un 85% de las mujeres tendrá un aumento en sus pensiones, las que serán inyectadas como un complemento a su esfuerzo individual, porque pertenecen a la clase media o porque nunca en sus vidas cotizaron.

Se creará un nuevo pilar solidario para la clase media, que se materializará en la entrega de un aporte adicional a cada una de las pensiones de los jubilados que pertenezcan a este estrato. La ley contempla también un subsidio y seguro para las personas con dependencia severa, que beneficiará a quienes formen parte del 60% más vulnerable de la población.

Y quienes actualmente reciben la Pensión Básica Solidaria, recibirán un aumento inmediato del 10% en su pensión, el que seguirá creciendo según la edad de los jubilados, llegando a recibir hasta un 50% más de lo que reciben hasta hoy.

Aumentos significativos habrá también para quienes reciben el Aporte Previsional Solidario, el que según la edad del pensionado podrá aumentar hasta en un 78% el monto que reciben. Nuestro Presidente Sebastián Piñera ha tenido el valor de enfrentar una reforma de este tipo, que busca a futuro mejorar la calidad de la vida de todos los chilenos y superar las vulnerabilidades en un rango etario en el que las personas necesitan el compromiso de todo un país.