Carta al director: Alcalde abrió posibilidad para cambiar ubicación del futuro edificio consistorial

Sr. Director:

El proyecto del edificio consistorial viene desde hace medio siglo, cuando Arica llegaba hasta el río San José. Casi todos los servicios públicos que rodean el Parque Ibáñez se planificaron en esa época. Hoy la realidad es diferente, Los servicios y comercio de Arica están amontonados en lo que llamamos “centro” por costumbre, pero que hace tiempo dejó de estar en el centro geográfico equidistante de nuestra ciudad. Es una buena oportunidad para “descentralizar” y potenciar otros barrios abandonados que se beneficiarían con la llegada del edificio consistorial y futuro centro cívico. Mejorando también la seguridad.

Arica es la ciudad con menos áreas verdes del país, nuestra vecina ciudad al norte que también está en el borde norte del desierto de Atacama nos ha dado ejemplo a copiar en la última década en tratamiento de áreas verdes y potenciar otros sectores urbanos. Si se construye un edificio tan grande en el Parque Ibáñez, donde trabajarán miles de personas y asistirán miles de personas a hacer trámites congestionará en demasía el tráfico vehicular y peatonal en un sector saturado de servicios, liceos, iglesias, policías, etc. Además el impacto visual y estético de una gran muralla a pie de parque dejará bastante feo un parque emblemático provocando además ciertos efectos depresivos.

En la reunión del alcalde con los medios radiales el comunicador Leonardo Bórquez de Radio Pukará preguntó específicamente a Gerardo Espíndola si había posibilidad de modificar la ubicación para el edifico consistorial, a lo cual el alcalde de Arica dijo que sí, pero asumiendo la demora que significaría y que deben entregarse propuestas y serias alternativas respaldadas masivamente por los ariqueños. Lo dicho por Espíndola fue confirmado por testigos de otras radios y por el comunicador Marcelo Moreno de Radio Primavera que se había reunido con el alcalde el día anterior.

En 50 años a los ariqueños nunca se nos preguntó de manera vinculante la ubicación de grandes construcciones de alto impacto. La municipalidad tiene jurídicamente, en su Ordenanza de Participación Ciudadana y en la ley de municipalidades, las herramientas y facultades para hacer una consulta ciudadana, y si no tiene la voluntad también está la posibilidad que los ariqueños obliguen la consulta previo una recolección de un número mínimo de firmas.

Arica vive un momento en que debemos dimensionar la ciudad de 50 años más reconociendo los errores de 50 años atrás. Es buena oportunidad para manifestarnos de manera vinculante sobre la ubicación del Edificio Consistorial, el cuidado del Humedal, la ubicación del gran Museo Chinchorro, y el financiamiento de importantes campeonatos de bodyboard y surf que son una ventana al mundo para Arica y que desde enero pasado lo verán 500 millones de personas por año en cadenas como Fox Sports, ESPN y O´Globo de todos los continentes.

Leonardo Bórquez
Marcelo Adrián Moreno Latorre