Cardenal Ezzati informó que el papa Francisco vendría a Chile el 2017

Cardenal Ricardo Ezzati
Cardenal Ricardo Ezzati
Hasta el cementerio de Til Til llegó el cardenal Ricardo Ezzati a celebrar la Eucaristía de este domingo 1 de noviembre, día de la solemnidad de “Todos los Santos” y en víspera de la memoria de los “Fieles Difuntos”.

En su homilía, el Arzobispo de Santiago destacó: “La Santidad no es un esfuerzo humano, es un don del amor del Padre sembrado en nuestro corazones, es la vida de Jesús injertada en nuestra vida humana. La gente de Til Til sabe lo que significa injertar para que ese árbol pueda producir muchos frutos”, agregó.

El pastor también comentó sobre la misericordia de Dios: “Somos como un árbol viejo marcado por el pecado, por el egoísmo, pero eso no es lo importante, lo verdaderamente trascendental de nuestra vida es que Dios quiere habitar en nuestro corazón, es Dios quien nos hace justos”, expresó.

“Los Santos son miles y han vivido siempre el amor del Señor, siendo también humildes pecadores -invocando la misericordia- pero que se han esforzado en vivir el don de la amistad con Dios”, dijo el cardenal Ezzati.

Además el Arzobispo de Santiago, rescató lo valioso que es para la Iglesia Católica celebrar a aquellos que duermen el sueño de la paz esperando la resurrección: “Lo que nos acompaña en esta vida es nuestra bondad, nuestra capacidad de perdonar y de ser solidarios, eso sí que es la riqueza que nos acompañará cuando nos presentemos ante el tribunal de Dios”. Luego agregó: “La felicidad futura la preparamos mientras vivimos, no vivamos en la discordia”.

Junto con agradecer la invitación de la comunidad a participar de tan sencilla misa, el cardenal Ezzati transmitió la bendición del Papa Francisco a todos los católicos, luego de haberse reunido con él para el Sínodo de la Familia.

En este contexto, el Arzobispo de Santiago comentó parte de los temas que fueron abordados en el Sínodo de la Familia. Uno en particular fue la situación de los divorciados vueltos a casar. Al respecto el cardenal dijo: “No hay un principio general sino que hay que analizar situación por situación y cómo Iglesia debemos estar muy cerca de todas estas circunstancias, discernir con los ojos de la misericordia e integrar”.

Asimismo, el cardenal adelantó que definitivamente el Papa Francisco no vendrá a Chile el 2016 debido a las actividades del año de la misericordia y la confirmación de viaje a México y probablemente a Colombia. Agregó que su Santidad le manifestó sus ganas de venir el 2017.

El Padre Edgard Martínez, de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Til Til manifestó a su comunidad la alegría del mensaje entregado por el cardenal en la homilía: “Todos debemos animarnos y prepararnos para los procesos de la vida”, dijo.

En tanto, Camila Donaire, quien participó en la eucaristía, expresó sus ganas para seguir trabajando por su parroquia: “Estoy muy entusiasmada y aunque empecé hace un año quiero ayudar desde acá a todos los quieran recibir la fe”.