Campaña Abrigando Sueños de ONG CERJAP benefició a niños de Arica.

Con el fin de lograr suplir las necesidades de abrigo de la estación invernal próxima y apoyar así en este difícil momento de crisis sanitaria a distintos niños y niñas de Arica. ONG Cerjap, gestionó por segundo año consecutivo la campaña “Abrigando Sueños”, beneficiando a más de 60 familias que lo están pasando mal, tras la extensa cuarentena que enfrentó recientemente nuestra comuna.

“Al cumplir casi 15 meses desde que fue decretado el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe, hoy resulta más necesario que nunca no descuidar y continuar acudiendo en ayuda de quienes más los necesitan; esa es la labor presente de nuestra ONG, y la responsabilidad que por segundo año hemos abrazado con la campaña “Abrigando Sueños”, que busca auxiliar con ropa de abrigo y recargas de gas a aquellas familias que verdaderamente lo están pasando mal en esta pandemia. Así hemos redoblado nuestros esfuerzos para que 60 familias conformadas por niños, ancianos, y personas vulnerables, sin excepción, puedan sobrellevar de mejor manera las frías temperaturas que se avecinan”, manifestó Denise Aravena, coordinadora social de Cerjap.

Una verdadera red solidaria que, tras quince meses de arduo trabajo en terreno, ha contado con la colaboración de diferentes actores privados, como es el caso de Scotiabank; Grupo Inmobiliario Pacal; Derco Yusic; Ripley; Molinor; Abastible, y Empresas Bottai, quienes han aceptado el desafío social de apoyar y no abandonar en estos duros momentos, a las familias que están pasando necesidad en Arica.

“Mientras hoy logramos llegar con ayuda en ropa de abrigo beneficiando a 60 familias, continuamos trabajando intensamente para poder implementar más ayuda solidaria para con los próximos días, pues nos preocupa el deterioro creciente de la situación en la que se encuentran muchas personas vulnerables especialmente niños y adultos mayores. Donde para nosotros, contar con la gran colaboración del mundo privado es esencial, porque de esta situación solo podremos salir, si es que en verdad trabajamos juntos y afrontamos esta crisis social unidos”, comentó el presidente de la ONG, Tulio Carvajal.

Un trabajo social en terreno, que exige el máximo de entrega a la red de voluntarios y profesionales que conforman ONG Cerjap, quienes privilegian la acción social inmediata; aportando un granito de arena en esta grave crisis sanitaria que, si bien no diferencia clases sociales, sitúa en una posición de mayor riesgo o desventaja a quienes tienen hoy menos recursos.

“El Covid-19 no conoce de clases sociales, pero la situación de como afecta mayoritariamente a unos por sobre otros, si tiene efectos que lo hacen diferenciable. Así el autocuidado es primordial, pero donde las condiciones de alimentación, vivienda, empleo, o lugar de residencia, pueden ser factores claves respecto del contagio y la vulnerabilidad”, expresó Aravena.

Sin duda, esta crisis sanitaria traerá consigo graves consecuencias económicas, consecuencias cuyas dimensiones aún a más de un año del inicio de la pandemia pueden ser incalculables. Así, las cosas que hasta hace un par de años atrás eran cotidianas, hoy ya no lo son. Y el principal llamado es al autocuidado; siempre y cuando existan las condiciones mínimas para hacerlo. De modo contrario la solidaridad seguirá tomándose la agenda social para acudir en ayuda de quienes más lo necesitan.