Cambios a la ley del tabaco Comisión de Salud del senado despacha norma

senado_cambio_ley_tabacoEn condiciones de ser visto por la Sala quedó el articulado del proyecto que adecua la legislación nacional al estándar al Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto luego que la Comisión de Salud aprobara el texto en particular.

Los integrantes de esta instancia parlamentaria respaldaron una serie de cambios orientados a proteger la salud de la población –especialmente las mujeres embarazadas y los menores de edad- frente a los efectos nocivos que produce el tabaco.

De esta forma, en una próxima sesión ordinaria, los legisladores deberán conocer cómo quedó el texto, tomando en consideración el informe que emanará este grupo parlamentario. Luego, el proyecto deberá pasar a la Cámara Baja para su segundo trámite.

El senador Fulvio Rossi, quien asumió la presidencia de la Comisión, se mostró satisfecho con el trámite de la norma, enfatizando que “privilegiamos defender la salud de la población por sobre consideraciones económicas”. Así recordó las estadísticas que sitúan a Chile dentro de las naciones más fumadoras, sobre todo en el segmento adolescente femenino.

Consultado respecto a los argumentos entregados por esta industria, en cuanto a que los efectos que podría ocasionar esta legislación en el desempleo, el parlamentario solicitó a las tabacaleras enfrentar “el tema con argumentos lógicos, no sin sentido, porque pueden defender su derecho a publicidad, pero no usando a los trabajadores como carne de cañón”.

En la misma línea, el senador Guido Girardi valoró la aprobación del articulado, haciendo énfasis en lo positivo que resultará, por ejemplo, contar con cajetillas de no menos de 20 unidades. “Esto apunta a evitar que los más jóvenes que tienen menos recursos, quienes podrían comprar cajetillas más pequeñas, puedan acceder a este vicio”, aclaró.

“Queremos que todas estas medidas ayuden a que Chile deje de ser el país donde hay mayor prevalencia de tabaquismo, no es coincidencia que cada día mueran 46 pacientes por padecer enfermedades relacionadas con esto”, graficó.

El subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows destacó la prohibición de incorporar mentol y otros aditivos. “Creemos que estas medidas apuntan a una política pública preventiva (…) En el caso del mentol, éste se usa como efecto placebo, por lo que aquel que lo inhala no siente las molestias que provoca en las vías respiratorias el tabaco. Me alegro que no se pueda usar de aquí en adelante”, explicó.

CÓMO QUEDÓ EL TEXTO
Algunos puntos aprobados por la Comisión son los siguientes:

Se establece una cajetilla genérica, es decir, el envase advertirá respecto a lo nocivo que es para la salud el consumo del producto. Así el espacio a la publicidad (nombre del tabaco y su marca) quedará minimizada.
Se endurece la sanción a aquellos que vendan tabaco a menores.

Queda prohibido fumar en espacios frecuentados por niños, por ejemplo parques de diversiones o plazas
Se prohíbe la venta de cajetillas de menos de 20 cigarrillos como también utilizar aditivos como mentol
Las tabacaleras serán responsables objetiva y solidariamente de los efectos negativos que podría provocar en la salud de los consumidores.

El Ministerio de Salud (Minsal) será la autoridad fiscalizadora. Hoy los municipios deben asumir este rol, por lo que los juzgados de policía local deben hacerse cargo de estas causas.