Cámara Chilena Construcción Arica: Museo de la Cultura Chinchorro debe construirse en la ciudad

valentin_cubillosContinúa la discusión en relación a la construcción del museo de la cultura Chinchorro.

La Universidad de Tarapacá, insiste que esta obra, de un costo de 40 millones de dólares, debe construirse en terrenos que la universidad tiene en el kilómetro 12 del valle de Azapa.

Por su parte la Cámara Chilena de la Construcción de Arica, junto a otras instituciones como la Cámara de Turismo, Cordap y Colegios Profesionales, aconsejan que dicha obra debe construirse en la ciudad y que se debe potenciar el entorno, incluso se puede complementar con el “Parque del Encuentro” que se va a construir en la cima del morro.

El hecho que el museo se sitúe en Azapa, pasará lo mismo que ocurre en la actualidad, en que la mayor parte de la comunidad no ha ido nunca al museo de San Miguel de Azapa. No se trata de tener solo un lugar de exposición, sino que además debe fortalecer el entorno y a la ciudad en general y que no sea para el beneficio de algunos pocos, como sería el construirlo en Azapa, que beneficiaría a la Universidad, pero no al entorno.

Por otra parte, la postura de la CCHC, ha tenido detractores dentro del Core, donde el actual presidente y otros core, son subordinado del intendente regional, quien – el intendente – tiene un interés especial en que se construya en terrenos de la universidad, ya que tal como lo dijera en una reunión con representantes de la mayoría de los medios de comunicación de la ciudad, manifestó: “no tengo ninguna aspiración de algún cargo de elección popular, pero si volver a ser rector de la UTA”. A lo anterior habría que sumar la aseveración del gerente coordinador del Plan Especial de zonas extremas de Arica y Parinacota, Héctor Donoso, quien, en su oportunidad manifestó: “O se hace en Azapa, o no hay museo”.

Lo grave de la situación, es que quienes deben decidir, de alguna u otra forma están ligados a la subordinación del intendente o tienen vínculos con la universidad, como el caso de Emilio Ulloa, cuando se planteó la situación en el concejo municipal. Estos conflictos de intereses presentan un peligroso antecedentes de posibles presiones laborales, con el fin de satisfacer, lo que a todas luces pareciera ser un egoista capricho de los intereses de la Universidad de Tarapacá.

Valentín Cubillos, presidente de CCHC de Arica manifestó: “Esta es una oportunidad de oro que tenemos como región, no podemos desperdiciarla y no podemos cometer errores, no podemos buscar alternativas temporales, no podemos decir que el museo tiene que estar en Azapa porque no alcanzamos, no, si tenemos que demorarnos cinco años más, esperemos cinco años y tengamos el museo en la ciudad, es lo que quiere la comunidad y nos beneficie a todos y no a unos”.

Más adelante agregó: “El museo debe quedar dentro del radio urbano y pensamos que el edificio no sea solo un edificio, sino que sea un ícono arquitectónico y en el lugar de las antenas del morro, tendría una ubicación privilegiada de modo que todos los ariqueños lo vieran: se puede ver desde el aire, se puede ver desde la frontera de Chacalluta y desde los barcos que traen turistas, es decir que sea un faro que alumbre nuestro futuro desarrollo”.

Quizás la mejor solución es que sea la comunidad la que decida la ubicación y que esta importante decisión no sea tomada entre cuatro paredes con personas que tienen conflictos de intereses y/o compromisos laborales.