Buses eléctricos son una realidad para la región

Bases de licitación en Contraloría, confirman que ya no hay vuelta atrás.

Cuando el 25 de mayo del año pasado la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, junto al seremi de la cartera de nuestra Región, Alfredo Araya, anunciaron con bombos y platillos la llegada de la electromovilidad a nuestra ciudad, las voces de alegría se mezclaron con las de incredulidad y también, por qué no decirlo, con las de molestia del gremio de transporte mayor.

Han pasado 10 meses, y aunque algunos albergaban aún la esperanza de ver nuevo transporte público mayor (micros) por nuestras calles, gran parte de la ciudadanía pensó que todo había sido un anuncio más de una larga e interminable lista, que históricamente, se han quedado en promesas para nuestra ciudad. Sin embargo, el trabajo por parte de quienes llevaron a cabo la iniciativa fue arduo y llegó a buen puerto, ya que el Contralor General de la Republica tomó razón a través del oficio E187628- 2022 del 22 de febrero del 2022 de la Resolución afecta N° 35021 de TPR que establece el Perímetro de Exclusión de la Ley N° 18.696, para la operación de buses eléctricos en la ciudad de Arica . Acto seguido esta semana el Ministerio ingresó a Contraloría las bases de licitación que especifican cuáles serán las condiciones de operación para la prestación de servicios de transporte público de pasajeros, mediante buses eléctricos en el perímetro de exclusión de la ciudad de Arica.

Pero qué se entiende por “Perímetro de Exclusión”. En términos simples, significa que el transporte mayor se encontrará regulado en sus recorridos, condiciones, horarios, tarifas y servicio prestado. Todo esto, bajo un estándar absolutamente regulado y fiscalizado. Situación muy distante a la realidad regional de hoy.

Consultado por esta futura y nueva realidad regional, el seremi Araya señalo; “Estamos muy contentos con todo el proceso que hemos llevado adelante. No ha sido fácil, hemos recibido mucha oposición por parte del gremio de transporte mayor de la región. Sin embargo, y como fue nuestro mandato y norte desde el principio, el objetivo y la preocupación final siempre fueron los pasajeros, los casi 230 mil habitantes de nuestra ciudad que a diario conviven con graves problemas de transporte público.

La gente de nuestra ciudad, los adultos mayores que históricamente no han podido movilizarse como deben y merecen, las personas con movilidad reducida que prácticamente dependían de la buena voluntad de algún conductor, y el público en general, verá cambiar su vida con la llegada de estas máquinas, lo cual hace que todo haya valido la pena. No es una medida para un mes, ni para un año, es una medida que le cambiará la vida a los ariqueños y ariqueñas para siempre, y eso hace que nos vayamos satisfechos y orgullosos de este regalo para la ciudad, señaló el Seremi.

Consultada la autoridad respecto a qué cambia con esta licitación, este señaló que cuando salga la licitación y comiencen a llegar las micros, no veremos ninguna que no sea de alto estándar. No sólo serán silenciosas, amigables con el medio ambiente, con accesos universales para cualquier persona que tenga problemas de movilidad, sino que además, los usuarios tendrán la certeza de que el bus pasará por el paradero a una hora determinada, la cual se podrá saber con exactitud mediante una aplicación. Hay que recordar que un perímetro de exclusión viene de la mano con un subsidio Estatal que obliga a la empresa que se lo adjudique a realizar los recorridos licitados en los tiempos y rutas tengan o no tengan pasajeros.

En lo que a tarifas se refiere, el Seremi señaló que en las bases se explicita que la tarifa máxima inicial debe ser de 400 pesos. También considera la tarifa escolar con la rebaja que actualmente se aplica, como también la rebaja del 50% a la tarifa del adulto mayor.

Finalmente, un anuncio de esta naturaleza necesariamente viene aparejado de una transformación que pocos logran visualizar. No es sólo tener un buen transporte público a la altura de lo que se merece Arica, sino que esto implicará muchísimas cosas más. Más tecnología, centros de abastecimiento para cargar las máquinas, mejorar notablemente la cara a la ciudad, mayor movilidad de adultos mayores, el mejoramiento de las calles y avenidas, etc.

Ahora es de esperar que la llegada de este nuevo parque de transporte mayor sea recibido no sólo con alegría, sino que con el compromiso ciudadano de cuidarlo y mantenerlo por el bien de todos los ariqueños y ariqueñas.

Se espera que en los próximos meses se conocerá el resultado de la licitación, los plazos y fechas para su implementación en la ciudad.