Buscan proteger a niños de familias extranjeras que piden ayuda en los semáforos de Arica

Gobierno Regional y las seremis de Desarrollo Social y Familia y Salud, están realizando un catastro para revisar la situación sanitaria de las familias y evitar la vulneración de derechos de los niños.

El intendente Roberto Erpel y las seremis de Desarrollo Social y Familia Macarena Vargas Pampaloni y de Salud Beatriz Chávez, visitaron diversos puntos de Arica, en el inicio del catastro de familias extranjeras que ingresaron al país por pasos no habilitados y que se instalan en semáforos de las esquinas más transitadas de la ciudad para pedir ayuda a los automovilistas.

Utilizando un mapa georreferenciado, elaborado por Desarrollo Social, un grupo de funcionarios públicos recorrió las intersecciones y salidas de mercados y centros comerciales donde los grupos familiares se insertan, solicitando colaboraciones monetarias o vendiendo productos de bajo costo.

El objetivo es revisar su situación de salud y sanitaria, enviar a cuarentena a quienes presenten síntomas de contagio de Covid-19, gestionar el traslado a quienes están intentando llegar a ciudades del sur donde se encuentran sus familiares y, lo principal, proteger y evitar la vulneración de derechos de niñas y niños.

“Es una realidad que se está haciendo presente en nuestra ciudad, de familias que ingresan de forma ilegal, situación que inevitablemente repercute en la vulneración de los derechos de niñas y niños. Por eso, el Presidente Sebastián Piñera nos pidió esta planificación y trabajo de acompañamiento que busca apoyar a estas familias y sacarlas de la vulnerabilidad, porque para nuestro Gobierno los niños están primero y en nuestro país no podemos permitir que se vulneren sus derechos, independiente su lugar de origen”, explicó Erpel.

La seremi Macarena Vargas agregó que “hay un incremento de niñas y niños en las calles que no podíamos dejar pasar y, como ministerio encabezado por la ministra Karla Rubilar, estamos levantando un catastro para revisar la situación de estas familias. Sabemos que vienen escapando de otras situaciones y al llegar a Chile se encuentran desprotegidos y hasta sin comer. Por eso queremos resguardarlos, sobre todo a los niños, porque en nuestro país sus derechos nunca deben ser vulnerados, independiente de sus condición o origen”.

En tanto, la seremi de Salud sostuvo que “todas las personas que ingresen al país por pasos no habilitados y que son detectados, son derivados a una residencia sanitaria por 14 días. Sin embargo, hay familias que pasan sin ser detectadas y eso es lo que estamos haciendo ahora, catastrándolos, con el objetivo de proteger su salud, sobre todo la de las niñas y niños”.