Autoridades de Gobierno descartan que aumento de la variante Delta se deba al factor migratorio

Ante diversas declaraciones emitidas en redes sociales referente a que el aumento de los casos de Covid-19 con predominio de la variante Delta en la región se debe principalmente al ingreso de migrantes por pasos no habilitados, los secretarios regionales ministeriales de Gobierno, Víctor Hugo Sepúlveda; y de Salud, Jorge Guerra, señalaron que es una tesis que no tiene fundamentos y lamentablemente tiende a confundir y desinformar a la ciudadanía.

Según precisó la autoridad sanitaria, “la actual situación epidemiológica se sustenta principalmente en la identificación de brotes de tipo comunitario, es decir son contagios intradomiciliarios de chilenos y algunos residentes. De los 110 casos activos Delta que teníamos hasta ayer, sólo 4 corresponden a extranjeros que cruzaron la frontera por pasos no habilitados, los cuales fueron testeados en forma oportuna y con todos os protocolos de trazabilidad”.

“Acá lo importante, es que nos mantengamos unidos para revertir la situación adversa que hoy atravesamos, poniendo énfasis en las medidas de prevención y autocuidado, ya que hemos visto un relajo por parte de muchas personas. Entendemos el agotamiento de vivir durante un año y medio con restricciones, pero lo fundamental es cuidarnos y proteger a nuestros seres queridos”, agregó.

Asimismo, Guerra enfatizó que “por la importancia de la vigilancia de las fronteras, se han tomado distintas medidas y restricciones, como la exhaustiva fiscalización, y control a los transportistas que cruzan los pasos fronterizos de Chacalluta y Chungará, ya que se testea al cien por ciento de las personas que ingresan a nuestro país”.

Gobierno
En tanto, el seremi de Gobierno, Víctor Hugo Sepúlveda, señaló que “desde el comienzo de la pandemia, hemos generado una serie de medidas para enfrentar y apoyar a todos los segmentos más afectados a través de iniciativas sociales y económicas. Junto a ello, también pusimos en marcha un exitoso plan nacional de vacunación que nos ha permitido proteger la vida de la ciudadanía, y en ese mismo contexto de seguridad, también hemos dispuesto de medidas asociadas a las fronteras con el fin de controlar la entrada y salida de personas al territorio nacional”.

“El cierre de nuestras fronteras ha generado un aumento de personas que han ingresado por pasos no habilitados, por lo que hemos fortalecido las fronteras con contingente policial y militar. Los cambios del plan Frontera Protegida no ha sido al azar, sino bajo un estricto estudio a raíz del retroceso que ha tenido la pandemia, pero eso no significa que nos hemos relajado en las medidas sanitarias y de control”, agregó.

Como Gobierno, dijo, “trabajamos arduamente por promulgar finalmente una nueva ley de migraciones que reemplazó a su antecesora de 1975, ya que no respondía a los desafíos y necesidades del Chile actual. Y esta normativa estipula que quien haya ingresado por algún paso no habilitado debe someterse a un proceso administrativo, y eso lo haremos respetar. Continuaremos evaluando día a día la evolución de la pandemia, y jamás dejaremos de proteger nuestras fronteras porque nuestro deber es cuidar a todas las familias que residen en nuestro país”.