Ausencia de Chinga y Chipana significó que el TER declarara por no presentado requerimiento contra alcalde Espíndola

Como por “No presentado”, catalogó el Tribunal Electoral Regional (TER) de Arica y Parinacota el requerimiento presentado ante dicha instancia, por los concejales Carlos Ojeda Murillo, Paul Carvajal Quiroz y Patricio Gálvez Cantillano en contra el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola por notable abandono de deberes.

La resolución del tribunal se basa en que dicha presentaciòn no reúne con el cuórum mínimo que exige el inciso 4° del artículo 60 de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades vigente, en relación a la causal de cesación en el cargo de alcalde prevista en el literal c) del mismo artículo, tratándose, en este caso, de un municipio cuyo concejo municipal se compone actualmente de diez concejales en ejercicio y conforme a lo establecido en el artículo en el inciso final del artículo 17 de la Ley N° 18593, se tiene por no interpuesto el requerimiento de fojas 1. (Ver resolución del tribunal AQUÍ)

A la presentación del requerimiento ante el TER, concurrieron solo tres de los concejales que se habían comprometido, Ojeda, Gálvez y Carvajal, los que no cumplían con el cuórum mínimo de cuatro establecido en la ley.

De reunir el cuórum establecido, los concejales podrían presentar nuevamente el requerimiento.

Alcalde Espíndola
Como un acto de instrumentalización de instituciones públicas catalogó el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, la acusación interpuesta por un grupo de concejales y que este jueves fue desestimada por el Tribunal Electoral de Arica y Parinacota.

“Es una vergüenza lo que pasó en Arica. Sabían estos concejales que, para presentar una acusación, debían tener el respaldo suficiente del Concejo, cosa que no tuvieron y aún así la presentaron, demostrando no solamente un nivel de improvisación, sino que una articulación para utilizar de mala manera instituciones como el Tribunal Electoral Regional, solamente con fines políticos partidistas, electoralista y cómo una forma de mancillar nuestra gestión y generar daño”, enfatizó el jefe comunal.

La máxima autoridad comunal enfatizó que, pese al daño que esta situación ocasiona tanto a la ciudad misma como sus instituciones, como representante de Arica continuará con el trabajo desarrollado durante su gestión para desarrollar una ciudad a escala humana, que recupere los espacios públicos para entregarlos a las y los ariqueños.

“Lamentablemente, con este tipo de política vieja, de mala práctica de política, es difícil trabajar en la ciudad, pero seguiremos trabajando según nos mandató nuestra población, nuestra comunidad, que es servir a Arica”.

Espíndola agregó que “caer en situaciones como esta, de peleas chicas, de instrumentalización de instituciones públicas, le hace un daño enorme a la ciudad, un daño enorme a la democracia”.

Noticias relacionadas
Concejales presentan requerimiento de remoción contra el Alcalde de Arica por notable abandono de deberes