Aumento de faena agrícola de Azapa, caminos improvisados y falta de señalética ponen en peligro patrimonio arqueológico de Cerro Sagrado

cerro_sagrado_figuras_1Ubicado en la Pampa Alto Ramírez, es uno de los principales monumentos arqueológicos del valle de Azapa y su integridad está peligrando, según un informe realizado por el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto (CIHDE-UTA). Y es que la faena agrícola de Azapa que aumenta día a día, los caminos improvisados y la falta de señalética en el lugar, son los principales factores de riesgo para esta espectacular herencia cultural, que exhibe gigantes figuras de piedras representando la cosmovisión prehispánica.

A solicitud de la asociación cultural indígena Pacha Aru, quienes realizan ceremonias en el Cerro Sagrado hace varias décadas, los arqueólogos Thibault Saintenoy y Paula Ugalde, realizaron un diagnóstico del estado de conservación de los vestigios arqueológicos del monumento. Los especialistas explicaron que la inspección en terreno evidenció la necesidad de planificar la red de senderos que recorren el monumento, con vistas a optimizar la protección de los geoglifos y estructuras arquitectónicas de origen prehispánico. De esta forma, los arqueólogos recomendaron la implementación de una señalética que guie al visitante y lo informe sobre la historia del monumento y sobre su significado actual.

Walter Quispe, presidente de Pacha Aru, explicó que la asociación quisiera contribuir a la administración de Cerro Sagrado, que tiene un profundo significado cultural para dicha agrupación cultural aymara. Además, agradeció el apoyo del CIHDE, “porque la experticia arqueológica nos entregó información técnica muy relevante para desarrollar planes de manejo de este monumento que significa mucho para nuestra comunidad”, agregó.

“Nos complace mucho haber ayudado, porque como centro de investigación tenemos la misión de transferir el conocimiento científico a la comunidad; siempre estamos dispuestos a colaborar con iniciativas para la puesta en valor del patrimonio cultural andino”, comentó Elías Lafertte, director ejecutivo de CIHDE.