Atleta africano se despidió de Arica corriendo por la Paz Mundial

El etíope, Mulget Amaru, dejó el país con la tarea de llegar a Alaska corriendo  en 2 años y medio, a través de la Carretera Panamericana. Este jueves  dirigió  sus pasos hacia la frontera  sur del Perú.

Desde la Plaza Colón, este jueves, el deportista africano dejó la ciudad acompañado por el seremi de Deportes Rodrigo Bustamante y  alumnos del Colegio del  Alba, quienes desde la Plaza Colón alentaron  el retorno de su travesía hacía Alaska con banderas blancas y carteles alusivos a La Paz Mundial.

En su despedida  el atleta africano reitero que  corre por causas humanitarias, y que  inició su travesía el pasado martes 14 de febrero, y tiene planeado correr 70 a 80 kilómetros por jornada, dejando los domingos para el descanso. De esta manera, espera superar un anterior récord Guinness.