Astilleros de Arica firma acuerdo para el desarrollo e integración del borde costero central de Arica

La iniciativa pretende posicionar a la ciudad como un centro cultural, turístico, deportivo y recreativo en que la actividad productiva conviva armónicamente con el desarrollo urbano y su vocación marítimo-portuaria.

La actual administración del Gobierno Regional de Arica y Parinacota, la Corporación para la Integración del Borde Costero Central y sus empresas socias, suscribieron un convenio de colaboración para coordinar sus respectivas acciones en materia de proyectos de mejoramiento de la infraestructura de un sector clave para el futuro urbano de Arica. El proceso de concreción del acuerdo en su última actualización se resolvió en septiembre pasado.

El compromiso se centra en desarrollar e implementar una línea de trabajo conjunta en materia de proyectos, diseño, construcción, gestión e intervención territorial con el objeto de contribuir a que los usuarios de la infraestructura costera de la ciudad de Arica puedan mejorar su integración territorial, económica, turística y social.

Sumado a lo anterior, el Convenio Público Privado busca materializar el desarrollo de diseños generales para efectuar las gestiones en materia territorial para la disposición y entrega de los terrenos de su propiedad o concesionados requeridos para la realización de dicho proyecto.

Pese a las dificultades provocadas por la emergencia sanitaria y las priorizaciones que en este contexto ha debido realizar el Gobierno Regional, el Convenio Público Privado comenzó a materializarse el 2020, con la activación de una mesa de trabajo de coordinación de los distintos servicios implicados en las tareas de desarrollo del borde costero central. Por su parte, las empresas que participan de la Corporación avanzaron en el cumplimiento de compromisos relevantes considerados en el Convenio, tales como la implementación por parte de Astilleros Arica de un parque al interior del recinto que se ha transformado en un hogar para el picaflor del norte, retiro de antiguos barcos, implementación de obras de mitigación anti-tsunamis y mejoras en el cierre e iluminación del recinto, entre otras.

Roberto Erpel, intendente de la Región de Arica y Parinacota, indicó que el borde costero de Arica es esencial para proyectar el desarrollo de la ciudad y que, por ello, resulta fundamental hallar voluntades y capacidades instaladas en los sectores público y privado para avanzar en el mejoramiento de su infraestructura.

“Desde el año 2020 hemos venido impulsado una serie de gestiones con los ministerios de Economía, Fomento y Turismo, y MOP, entre otras entidades públicas, además de las instituciones de derecho privado que componen la Corporación para la Integración del Borde Costero Central, con el propósito enfrentar de la mejor manera posible el desafío de modernizar la infraestructura y la integración demográfica del litoral del centro de Arica”, explicó el jefe regional.

Agregó que “todo lo relacionado con el borde costero genera expectativas en la gente, que hay que saber moderar. Ésta no es una tarea que se realiza de un día para otro, sino por el contrario, es un trabajo dedicado y proyectado, que requiere un análisis particular y general de los pasos que se quieran dar, pues detrás hay presupuestos e ideas que deben ser no solo realizables, sino también vinculantes con otras características de la ciudad”.

Cabe recordar que la Corporación para la Integración del Borde Costero Central, integrada por empresas de la región, busca generar un espacio de trabajo público – privado que permita aunar esfuerzos para concretar un gran proyecto de conectividad peatonal, que comprende un circuito con áreas verdes desde el centro de la ciudad hasta la playa Chinchorro.

De esta manera, la iniciativa se conecta con el Plan “Paso a Paso, Chile se Recupera” para la Región de Arica y Parinacota, que impulsa obras públicas por US$ 450 millones entre 2020 y 2022 para promover el empleo, potenciando la participación e inversión privada en este proceso reactivador.

José Luis Roco, director ejecutivo de la Corporación, destacó el acuerdo alcanzado y el trabajo que se viene desarrollando en ese contexto, el que marca un punto de inflexión importante en la discusión respecto al desarrollo urbano ariqueño. “Esta zona posee un enorme potencial turístico por su belleza escénica, fauna marina protegida y cercanía al casco histórico de la ciudad que puede ser potenciado a través de un plan maestro integrador, en el que actividades productivas tradicionales, estratégicas en lo económico y social para Arica, puedan a la vez colaborar a un desarrollo armónico que beneficie de manera sinérgica a la ciudadanía de la región”.

El arquitecto señaló además que “para lograr la convergencia de las distintas dimensiones de desarrollo de Arica, se requiere la participación y colaboración de los actores públicos y privados, en una visión y un modelo que las compatibilice y potencie su desarrollo industrial, patrimonial y urbanístico. Hoy queremos lograr posicionar a la región, además, como un centro cultural, turístico, deportivo y recreativo, pero también su condición de ciudad con vocación marítimo-portuaria, en el que la actividad productiva conviva armónicamente con el desarrollo urbano”, finalizó.

Detalles del acuerdo
En el marco del acuerdo suscrito con la autoridad regional, Astilleros Arica se comprometió reducir la superficie de la que dispone en concesión mediante una solicitud a la autoridad competente, para facilitar su uso para estas iniciativas, lo que equivale a una superficie aproximada de 13.250 metros cuadrados. En paralelo, la Corporación solicitará una concesión marítima que corresponde a aproximadamente 11.410 metros cuadrados, para la construcción y mantención de un parque urbano que consiste principalmente en áreas verdes, ciclovías, calzada vehicular, acceso a otros terrenos del borde costero, infraestructura turística, estacionamientos, equipamiento urbano, etc., las cuales mantendrán siempre el carácter de bienes nacionales de uso público.

Asimismo, los terrenos de propiedad de Astilleros Arica ubicados entre ambas líneas férreas fueron comprometidos para áreas verdes y la materialización del Parque La Chimba.

En el marco del Convenio Público Privado, la Corporación elaboró un Plan de Trabajo 2021-2022, que contempla la realización de los estudios que darán soporte técnico al futuro proyecto de borde Costero y el desarrollo de un Anteproyecto que será presentado a finales de 2021 a las autoridades y comunidad en general para posteriormente desarrollar los proyectos de especialidades e ingeniería de detalles. Asimismo, durante el primer trimestre del 2022 se espera iniciar el proyecto de protecciones marítimas con el objetivo de ejecutar sus obras durante el 2023.