Ariqueña muere en violento accidente frente a autódromo de Tacna

Foto: Radio Uno Tacna
Foto: Radio Uno Tacna
Una chilena, identificada como Beatriz Alejandra Quezada Celi, comerciante, falleció de forma instantánea luego de que el automóvil de placa chilena CP-KK-24 en el que se desplazaba chocó frontalmente con una camioneta peruana de placa DYA-543 en el kilómetro 1313 de la carretera panamericana a inmediaciones del autódromo Tacna, según consigna el portal de Radio Uno de la vecina ciudad de Tacna, Perú.
Quezada Celi quien se dedicaba al comercio de frutas, volvía a la ciudad de Arica. El fiscal Samuel Bustinza llegó hasta la zona del accidente para ordenar el levantamiento del cadáver y su traslado a la morgue.

Asimismo tres unidades de los bomberos auxiliaron a los conductores Alfredo Mamani Villanueva (41) y el chileno Luis Orlando Pizarro Rivera (64), conductor del vehículo chileno y esposo de Beatriz Quezada, quienes resultaron heridos. Ambos fueron derivados al servicio de emergencia del hospital Hipólito Unanue, donde aún permanecen internados, sin riesgo de sus vidas.

La policía investiga las causas del accidente para determinar la responsabilidad de los choferes. Por ahora no se descarta que la unidad de placa chilena haya invadido el carril contrario y, para evitar una colisión, intentó salir de la carretera, pero se produjo el impacto pues viajaba a 120 kilómetros por hora, en la noche de ayer sábado, alrededor de las 20.30 horas.

Beatriz Quezada y su esposo, quienes se dedicaban a la venta de frutas desde Chile a Perú, habían sido asaltados y su vehículo baleado por delincuentes del vecino país hace un par de años atrás, en los momentos en que regresaban a Arica, oportunidad que lograron escapar con vida. Es muy común que chilenos que se dedican a este tipo actividad, sean seguidos y marcados por delincuentes, en los momentos que se les cancela la fruta enviada y luego en la carretera les disparan y se apoderan del dinero de las ventas. El matrimonio Pizarro-Quezada, fue uno de los tantos asaltados y baleados.