Alumnos del Liceo Artístico serán trasladados al CFT Tarapacá para retomar clases

IMA - CFTLa noticia la confirmó el propio alcalde doctor Salvador Urrutia. La autoridad comunal se traslado hasta las dependencias del la Escuela D-14 “Regimiento Rancagua”, donde funcionaba provisoriamente el Liceo Artístico, para comunicar personalmente a los estudiantes, profesores y apoderados que el próximo lunes 14 de abril retomarán clases.

La solución fue posible gracias a la ayuda ofrecida por el Centro de Formación Técnica (CFT) Tarapacá, por lo que los 270 estudiantes serán trasladados hasta el campus Las Acacias de la casa de estudios superiores a la espera de la construcción de la escuela modular.

El jefe comunal, anunció que para facilitar el traslado de los estudiantes al nuevo recinto, se dispondrá de buses de acercamiento gratuitos para los alumnos. “Ya las cosas se han aclarado por lo que tanto el Liceo Artístico como la D-14 reinician sus clases el lunes próximo. En estos momentos estamos realizando los trabajos aquí en la D-14 para utilizar las estructuras que dan plena seguridad como en el CFT para que los alumnos puedan entrar clases el lunes sin ningún problema, y con total seguridad invitándolos el viernes para que desde ya conozcan sus dependencias”.

D-14
En tanto los estudiantes de la Escuela D-14 “Regimiento Rancagua” se mantendrán en las mismas dependencias del colegio, pero sólo en el pabellón que no presenta daños estructurales tras la certificación realizada por un ingeniero calculista. Mañana, la dirección de Aseo y Ornato (DAO) de la Municipalidad, limpiará la escuela y pintarán las vías de evacuación iniciando la reorganización del área segura del establecimiento.

Para brindar una mayor tranquilidad a los alumnos y sus familias, la profesora Ivonne Godoy de la Escuela “Regimiento Rancagua”, llamó a los alumnos a confiar y asistir a clases en un recinto que está preparado para entregar seguridad a sus alumnos.

“Nosotros queremos dar seguridad a toda la comunidad escolar y sobre todo a los padres y apoderados, porque esta escuela ha sido revisada centímetro a centímetro por así decirlo, con los técnicos, un ingeniero calculista y arquitecto. Además, se contrato a una empresa externa para que hiciera la revisión del colegio y no encontraron nada que representara peligro para la comunidad educativa”.