Alcalde Espíndola y equipos municipales monitorearon en terreno las crecidas del río Lluta

El jefe comunal se trasladó al puente de Sora, tras el aumento del caudal que se evidenció en la jornada del jueves.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola, se trasladó hasta el puente de Sora en el sector alto del Valle de Lluta, para monitorear las crecidas de agua que afectan al río Lluta producto de las lluvias que han azotado constantemente el altiplano regional.

Si bien el cauce no presenta aún un riesgo para la comunidad rural del sector, la Municipalidad ha trabajado de manera constante con juntas vecinales de pueblos como Sora, Chapisca, Molinos y Poconchile, a fin de desarrollar un plan de emergencia que evite problemas entre las comunidades, en caso de que las crecidas de río sean perjudiciales.

Desde el sector, el alcalde Espíndola expresó que los equipos municipales estuvieron recorriendo desde temprano el día jueves distintos sectores de Lluta, monitoreando y evaluando la situación de agricultores y habitantes de los pueblos más alejados y manteniendo el contacto en caso de ser requerida la ayuda.

“Hemos estado recorriendo diferentes sectores, especialmente para monitorear cómo ha estado la crecida del río, para ver si es que efectivamente hay que tomar acciones de emergencia, en apoyo a personas que se puedan haber visto afectadas”.

Durante el jueves, las obras del embalse Chironta realizaron unas liberaciones de agua controlada, que generó una crecida del cauce del río Lluta que no significó mayor riesgo. Sin embargo, la preocupación de la comunidad y del municipio es permanente, sobre todo tras la alerta preventiva decretada por Onemi producto de las lluvias en la precordillera.

Gustavo Donoso, jefe del Departamento de Emergencia Municipal, indicó que “como cada año en nuestra ciudad, en época estival está la posibilidad de que haya alguna emergencia producto de las lluvias del altiplano y las crecidas de nuestros ríos, ya sean Lluta o el San José. Para ello, como Municipalidad existe un plan de emergencia comunal, habiendo uno específico para inundaciones”.

En caso de ser activado, el plan moviliza a los equipos rurales de la Municipalidad para reforzar el contacto con las poblaciones más aisladas de la comuna, asegurando su bienestar y la inmediata ayuda en caso de ser requerida.

Al mismo tiempo, existe una coordinación tanto con Onemi como con organismos competentes que puedan asesorar y apoyar en casos de emergencia.

Importante es señalar que la comunidad debe informarse por los canales formales de comunicación o por las redes sociales institucionales, por cuanto hoy es más recurrente la circulación de “fake news” que pueden generar pánico innecesariamente.