Alcalde Espíndola y Concejo Municipal asumieron sus cargos para liderar la comuna por el periodo 2021-2024

La mesa edilicia cuenta con seis rostros nuevos, entre ellos tres mujeres. A ellos se suman los concejales relectos Mollo, Chinga, Chipana y Rodríguez.

En una sobria ceremonia en el Centro Cultural de la Ex Aduana, el alcalde Gerardo Espíndola Rojas y los miembros del concejo; Dolores Cautivo, Ninoska González, Carolina Medalla, Mario Mamani, Gabriel Fernández, Max Schauer, Jorge Mollo, Cristian Rodríguez, Daniel Chipana y Juan Carlos Chinga; fueron parte de la ceremonia de asunción para el segundo periodo del jefe comunal y el nuevo Concejo Municipal que regirá hasta el 2024.

Haciendo un llamado a las autoridades regionales a trabajar en conjunto estos cuatro años y agradeciendo a los más de 21.000 ariqueños y ariqueñas que entregaron su confianza en las últimas elecciones municipales, el alcalde Espíndola recibió de manera oficial al nuevo Concejo, oportunidad en la que agradeció la labor realizada a los ediles salientes, en especial a Elena Díaz, Jorge Arancibia y Miriam Arenas, políticos que dijeron adiós al municipio tras años de entrega y compromiso.

En la oportunidad, el jefe comunal comprometió una administración enfocada en crear una “Ciudad Resiliente”, enfoque que rescata los saberes y virtudes existentes en la comunidad, poniendo especial énfasis al territorio, a la ciudad y sus ciudadanos como actores trascendentales, sobre todo ante la pandemia actual y la necesidad imperiosa de recuperar la comuna económica socialmente.

“Nuestro sueño fue recuperar la Municipalidad para esa nueva ciudadanía. Desde ahí, nuestros principios rectores de gestión apuntaron principalmente al trabajo en terreno. ‘Con los pies en la calle’ fue más que una consigna en la pasada campaña, es una filosofía de trabajo con la que seguiremos en los próximos años. El actuar en terreno nos ha dado la posibilidad de que las gestiones pueden lograr que las cosas sean diferentes, pueden permitir visualizar los problemas y enfrentarlos, siempre de frente a la comunidad”, señaló.

A su vez, Espíndola expresó que sus primeros años al mando de la administración de la comuna permitieron adentrar a un equipo de profesionales deseoso de trabajar por Arica, hacia un nuevo camino por el cual la meta era recuperar una municipalidad orientada al servicio público, alejada de las viejas prácticas de una política añeja.

“Y es por eso, que mi compromiso, es a no claudicar frente a la necesidad de que se respete la consigna, “Arica también es Chile”. Y seguiremos en esa vía, trabajando para mejorar permanentemente la calidad de vida de nuestros barrios. Esa es nuestra razón para estar aquí nuevamente, con la frente en alto, y con un corazón que late frente a los desafíos que nos tocará enfrentar”.

Desafíos del nuevo Concejo
Tras la ceremonia, las concejales y concejales agradecieron la confianza depositada por la ciudadanía y el recibimiento del alcalde Espíndola para trabajar mancomunadamente, enfatizando en la necesidad de construir una mejor ciudad dejando de lado los colores políticos y construyendo acuerdos que permitan un desarrollo sostenible para las ariqueñas y ariqueños.

Jorge Mollo, comentó que apuntará a “renovar el compromiso con Arica, renovar las fuerzas e ideales que abrazamos alguna vez cuando éramos jóvenes de construir una ciudad más justa, solidaria, limpia e iluminada”.

Dolores Cautivo enfatizó que “no queremos nunca más que las decisiones se tomen entre cuatro paredes o unos cuantos que son autoridades. Queremos llevar las decisiones a las ferias libres, juntas vecinales, niños y jóvenes”.

Daniel Chipana dijo que “los concejales tienen una gran misión que es fiscalizar. Esa ha sido mi línea de trabajo durante los ocho años que llevo en el Concejo. Segundo, seguiré peleando por el regionalismo que necesitamos”.

En tanto, Carolina Medalla expresó que “la educación es la base de todo, es prevención y esto, a la vez, es salud. Me encantaría poder educar a la comunidad en temas de salud, medio ambiente y seguridad pública”.

“Trabajar con nuestra gente codo a codo, para poder escuchar, abrir bien los odios y hablar poco, para buscar las mejores alternativas para el desarrollo de Arica”, indicó Max Schauer.

Juan Carlos Chinga señaló que “es un gran desafío para mí el poder transmitir la experiencia a los demás concejales, para ser un gobierno comunal distinto y, quizás, mejor que el que ocurrió”.

Por su parte, Cristian Rodríguez señaló que “la intención como concejal es poder llevar a cabo los mandatos que establece la ley al respecto. Esto es la fiscalización del buen trabajo del municipio de sus autoridades”
“Fiscalización al 100 por ciento. Pero también poner énfasis en la educación que es mi expertís, además de un arraigo más cercano a mi cultura aymara”. fueron las palabras de Gabriel Fernández.

Ninoska Gonzalez declaró que buscará “representar las demandas de la salud, siempre junto a los trabajadores de la Municipalidad. Ese es mi principal objetivo y como enfermera también potenciar la salud de la comuna”.

A su vez, Mario Mamani sostuvo que “siempre van a estar por delante los agricultores, los valles, las escuelas rurales. Trataremos de trabajar de la mejor manera en conjunto todos los concejales con el alcalde para una buena gestión”.