Adiós a 141 años de historia: la Gobernación Provincial de Arica se despide

Mirtha Arancibia, última gobernadora provincial de Arica

Enclavada en pleno centro de la ciudad y siendo ícono de la arquitectura, la Gobernación Provincial de Arica, cerró sus puertas tras 141 años al servicio de la comunidad.

El cese del edificio patrimonial como institución política a cargo de la provincia, se da en el marco de la transformación tras la elección de gobernadores regionales, la que generó que esta institución haya pasado a ser la Delegación Presidencial Regional y con esto, se inicie una nueva historia que aporte a la descentralización.

“Para todos nosotros que fuimos parte de la Gobernación ha sido un proceso de sentimientos encontrados, todo el equipo dio su mayor esfuerzo hasta el último día, estando al servicio de todos los ariqueños. Por un parte nos alegra el profundo cambio que esto significa para una mejor gobernanza, pero por otro, implica dar por cerrada la historia de este tradicional recinto. No me queda más que agradecer a todos quienes hicieron de la Gobernación Provincial, una institución comprometida y cercana”, así se refirió la gobernadora Mirtha Arancibia, al término de la gestión de la labor de la Gobernación.

Con la nueva ley de descentralización, las gobernaciones de las capitales regionales se extinguen junto con las intendencias, generando una fusión en sus equipos de trabajo, pasando a conformar la Delegación Presidencial Regional, que tendrá como misión la representación del presidente de la República en el territorio las funciones del Ministerio del Interior en el territorio y la coordinación y super vigilancia de los servicios públicos.

Memoria tras 141 años de historia
Son muchos los momentos en que la Gobernación Provincial de Arica, fue parte de procesos complejos, como las emergencias por lluvias estivales, la crisis migratoria irregular, la crisis social política y económica. Sin embargo, también ha tenido grandes momentos con la comunidad, buscando acuerdos y soluciones que permitieran dar solución a problemas, forjando así un diálogo fluido, honesto y cercano con representantes de la provincia, juntas vecinales, clubes deportivos entre otros. El recuerdo más importante y el que más valoro es el cariño de las personas cada vez que visitamos sus barrios, sus valles, sus hogares, sus festividades y nos permitieron ser parte de su vida y de sus costumbres esos recuerdos los atesoraré en mi corazón”.

Gobierno en Terreno, Fondos Desconcentrados, atención veterinaria, fondos Orasmi, Subvenciones Presidenciales, Extranjería y el Programa de Fortalecimiento a la Gestión Provincial, fueron instancias que permitieron la resolución de problemáticas sociales, migratorias y de accesibilidad.

“Me llevo los mejores recuerdos de las instituciones con las que trabajé directamente, que gracias a sus destacados líderes regionales permitieron generar coordinaciones para enfrentar de mejor manera distintas situaciones. Me refiero a Carabineros de Chile; a la Policía de Investigaciones; la Armada de Chile y por último al Ejército de Chile”, agregó la gobernadora.

“Finalmente me siento honrada de la confianza que depósito el presidente de la República Sebastián Piñera para poder representarlo en este territorio. Estoy muy feliz por ser parte de la historia de nuestra región, por ser parte de una gestión a la que no le tocó fácil, por ser parte de un equipo de personas y funcionarios comprometidos para enfrentar cada circunstancia. Tener el gran honor de ser la última gobernadora provincial de Arica después de 141 años de esa gran gesta histórica en la cima de nuestro morro, símbolo que llevamos en el corazón cada uno de los ariqueños, es el regalo más lindo de esta gestión. Por último, feliz me siento del aprendizaje de cada experiencia vivida y la tranquilidad del deber cumplido”, culminó Arancibia.