Activistas de Greenpeace se cuelgan de un puente para impedir zarpe de rompehielos de Shell a perforar el Ártico

greenpeace_frena_a_shellMientras lees esta nota, 13 activistas de Greenpeace Estados Unidos están colgando de un puente para bloquear la salida del rompehielos de Shell desde el puerto de Portland hacia Alaska para perforar el Ártico. Hace más de 30 horas que los escaladores están resistiendo para decirle a Shell que NO pasará. Hoy, ellos son el obstáculo entre la petrolera y un desastre ambiental Apóyalos y exígele ahora al Presidente de Estados Unidos Barack Obama que frene a Shell.

La petrolera tiene sólo 8 semanas más para realizar exploraciones antes de que se congelen los hielos de la región y no pueda llevar adelante su objetivo. Por eso, cada minuto que el buque es demorado es un minuto menos de Shell perforando en el Ártico. Los escaladores están preparados para resistir varios días y retrasar a la empresa el tiempo que sea necesario para lograr que todo el mundo se entere de sus planes de destrucción de una de las zonas más frágiles del planeta.

En marzo pasado, el gobierno de Estados Unidos aprobó el plan de la compañía para perforar el mar de Chukchi, en el Ártico de Alaska, en busca de petróleo. Pero desde que este permiso fue concedido, dos plataformas petroleras de la corporación no superaron las inspecciones de rutina. Como si esto fuera poco, el rompehielos Fennica, el mismo que los activistas están bloqueando ahora, sufrió una rotura en su casco. Esto demuestra que Shell no está en condiciones de perforar el Ártico y que un derrame de petróleo en la región sería imposible de limpiar. Ahora es el momento de actuar. Exígele a Obama que cancele los permisos de Shell para perforar el Ártico.

Ellos cuentan con tu apoyo y el de los 7 millones de personas que forman parte del movimiento mundial para detener a la petrolera.