Accidentes graves y fatales en el trabajo bajan a más de la mitad en nuestra región

Con cifras positivas y alentadoras, el equipo de Salud Ocupacional de la Autoridad Sanitaria junto a la Seremi Giovanna Calle, presentaron al intersector el diagnóstico regional de accidentes graves y fatales derivados del sistema de vigilancia, que actualmente ha disminuido notoriamente gracias al trabajo mancomunado de instituciones públicas, empleadores, trabajadores y organismos administradores del seguro de la Ley 16.744.

Según explicó la seremi de Salud, “los últimos resultados obtenidos a nivel regional son realmente favorables ya que la tasa de accidentes graves en el trabajo registra una disminución del 57%, puesto que de 43,2 casos por cada cien mil trabajadores el año 2012, Arica y Parinacota bajó a 18,7 el 2016. Mientras que la tasa de accidentabilidad con resultado de muerte descendió de 14,4 a 4 casos por cien mil trabajadores, es decir una baja del 72%”.

“Estos logros han sido posibles debido a las acciones realizadas por las instituciones públicas, empleadores, trabajadores y organismos administradores del Seguro de la ley N°16.744”, agregó Giovanna calle.

Estos datos permiten a los distintos organismos ser utilizados en planificación, ejecución y evaluación de los programas preventivos en la práctica de la salud ocupacional, contribuyendo a proteger a la población trabajadora y mejorar las condiciones laborales, así como al logro de los objetivos sanitarios.

Durante la jornada también estuvo el director regional de Sernageomin, Christian Orellana.

Asimismo, es indispensable reforzar la implementación de las acciones curativas y de rehabilitación de los trabajadores accidentados, mejorando la oportunidad y calidad de la atención, condición indispensable para disminuir la gravedad de las secuelas, aumentando el grado de capacidad residual con que quede un lesionado.
Para continuar en esta senda, cabe real importancia la participación activa de los demás organismos del Estado, como de los diversos actores sociales aquí presentes.

OTRAS CIFRAS
Según estimaciones de la OIT, los accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo causan más de 6.300 muertes cada día, es decir, 2.3 millones de víctimas al año. De estas enormes pérdidas, alrededor de 300.000 muertes son causadas por accidentes laborales y cerca de 2 millones por enfermedades relacionadas con el trabajo.

Una forma de visualizar el daño y el impacto en la calidad de vida que conllevan dichos siniestros para las propias empresas y el personal de las mismas, como iniciativa del sector salud se ha implementado la vigilancia de accidentes graves y fatales.

Según registros oficiales de la Superintendencia de Seguridad Social, durante el año 2015, en nuestro país se produjeron 180.036 accidentes del trabajo, de los cuales 251 resultaron fatales. No obstante, tanto los accidentes del trabajo como los accidentes laborales con resultado de muerte han venido disminuyendo progresivamente.