Académico de la Universidad del Pacífico entrega consejos para no gastar de más en Navidad

Salirse del presupuesto en los días navideños es casi inevitable. Los regalos y las compras para la cena de Nochebuena suelen hacer tambalear las finanzas económicas si no se toman ciertas precauciones.

santa_voladorLlega la Navidad y comienzan los gastos. La lista de personas para comprarle un regalo puede ser extensa y la cena de Nochebuena puede demandar más recursos de lo pensado. La decoración de la casa y algún viaje para visitar a un familiar o un amigo en otra ciudad, también son factores que hacen quela economía del hogar sufra en esta época del año.

¿Cómo no salirse del presupuesto? “Lo primero es saber exactamente con cuánto dinero se dispone para gastar en estas fiestas. El dinero se puede sacar de tres sitios: del ahorro, de lo que queda disponible del sueldo mensual o simplemente de la tarjeta de crédito”, clarifica Arturo Farías, jefe de carrera de Contador Público y Auditor de la Universidad del Pacífico.

Si tienes dinero ahorrado o si eres de los afortunados que le queda un margen del sueldo para gastar en este tipo de situaciones, no deberías tener problemas con los gastos navideños. En cambio, si sacarás de la tarjeta de crédito para financiar los regalos y la cena, debes tomar algunas precauciones.

“Si decides endeudarte, hay que tener cuidado con la cantidad de cuotas que tomas. Lo recomendable es preferir cuotas pequeñas, no más de tres. Hay que tener presente que después de la Navidad se viene el temido Marzo, por lo
que se debe tratar de no acumular pagos para ese mes. Esto sin contar los viajes de vacaciones de enero y febrero”, advierte el economista.

Dividir el gasto en pocas cuotas y comprar anticipadamente puede permitir ahorrar valiosos pesos. “Se recomienda comprar en noviembre los regalos navideños, para que la primera cuota sea en diciembre y termine en febrero (en caso de tres cuotas precio contado), con la finalidad de tener despejado el difícil mes de marzo. Tampoco es recomendable estirar el pago a 12 cuotas, porque terminarán pagando hasta la otra navidad”, señala Farías.

Para el especialista en finanzas, una persona no se debe gastar más del 10% del sueldo en cada cuota de ítemes navideños. Además, el regateo y la cotización previa son fundamentales.

“El regateo es muy importante. Hoy en día se puede buscar por internet con anticipación y comparar precios. Esto hay que hacerlo con anticipación y no dejarlo para última hora. En internet hay que fijarse bien en el valor final
de la compra, para que el cobro del envío no borre lo que supuestamente se está ahorrando”, concluye el académico de Contador Público y Auditor de la Universidad del Pacífico.