Abuelo de 72 años abusaba sexualmente de bisnieta y nietas

Brisexme Arica estuvo a cargo de la investigación.

Un hombre de 72 años quedó detenido durante la mañana del miércoles tras la investigación que llevó a cabo la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y de Menores (Brisexme) Arica que estableció que el sujeto, aprovechando su condición de bisabuelo de una menor de tres años, en momentos en que esta se encontraba solo con la niña, le realizaba tocaciones en sus partes íntimas, situación que fue denunciada por la madre, a quien la menor le informó de lo sucedido.

Una vez enterada la madre de la niña, le comentó a su cuñada, quien corroboró la situación ya que esta (nieta del imputado) también había sido abusada hace más de 10 años por el mismo hombre, ocultando desde ese momento tal situación.

El hecho se registró el pasado lunes 25 cuando la madre enterada de lo sucedido, concurre al hospital regional donde contó lo ocurrido a su hija, por lo que realizó la denuncia en carabineros del recinto. Luego de ello, el fiscal de turno determinó que fuese la Brisexme quien estuviera a cargo de la investigación.

Los oficiales establecieron que existiría otra nieta del imputado -ya mayor de edad- quien también habría sido abusada por el hombre, además de otras mujeres pertenecientes al grupo familiar, logrando establecer que años atrás ya existía una denuncia de una afectada por similar delito registrado en la Región de Atacama. Según se informó, serían las seis las mujeres que habrían sido abusadas por el sujeto, todas miembros de la familia.

“La Policía de Investigaciones de Chile ha logrado establecer la responsabilidad de un sujeto mayor de edad que conforma parte de un núcleo familiar. Llevaba años abusando de integrantes mujeres de su familia, hay investigación en otra región del país donde se reunieron antecedentes del mismo delito en contra de otra familiar, pero eso aún es parte de la investigación”, señaló la jefa de la Brisexme Arica, Subprefecto Andrea Villalba.

Las víctimas asimilaban la conducta del imputado al verlo como un familiar directo y al ser menores de edad, en ese momento, lo veían como un juego, no declarando en contra de él en dicha oportunidad. Ahora, al ver lo ocurrido con la menor de tres años, las otras afectadas decidieron declarar lo vivido hace años.

La Subprefecto Villalba efectúo un llamado a la comunidad a denunciar este tipo de ilícitos. “Debemos siempre primar el bienestar de nuestros niños, este tipo de ilícitos hay que denunciarlos, por más que sea un familiar y algunas personas quieren encubrir su actuar, esto no puede suceder, la integridad de los menores está por sobre todas las cosas”, acotó.

El detenido quedó en prisión preventiva mientras dura la investigación, fijándose un plazo de 60 días.