A pasos agigantados avanzan obras del remozado Terminal Internacional

Con una primera etapa casi terminada y un 50 por ciento de avance en la segunda, el Terminal Internacional avanza a pasos agigantados en el mejoramiento del recinto, a ello se suma la implementación de la primera oficina para migrantes en Chile instalada en un terminal, donde el equipo de funcionarios de la Municipalidad de Arica ha trabajado incansablemente para sacar adelante el Terrapuerto.

En este sentido, el alcalde de Arica Gerardo Espíndola Rojas, se refirió a las obras de la segunda etapa y la instalación de la primera oficina en Chile para el migrante en un Terminal Internacional, “destacar la segunda etapa del Terminal que es la ampliación de la losa de buses, tanto peruanos como bolivianos, pero de igual forma los baños que van a ser para hombres, mujeres, niños y niñas, y que contarán con mudadores. Además, el recinto contará con la única oficina en Chile para atención al migrante o a cualquier persona extranjera para darle atención y asi atacar desde el lugar de origen el tráfico de personas”, expresó Espíndola.

Pasajeros en tránsito
Cabe destacar que, el año 2019 pasaron por el recinto más de un millón de usuarios, convirtiéndolo en el Terminal Terrestre Internacional con más movimiento en Chile. De esta forma la ciudad contará con espacio de calidad para recibir y despedir a los visitantes que vienen desde el vecino país y aquellos que viajan al extranjero.

El lugar es mejorado gracias a un proyecto desarrollado por la Secretaría Comunal de Planificación (Secplan), y la aprobación del Concejo Municipal que autorizó la licitación de estas obras que son ejecutadas por una empresa ariqueña.

Las obras cuentan con 39 locales, los que en su interior contiene nuevos módulos para la venta de pasajes, en el exterior también considera módulos, enfocados específicamente para la instalación de cafeterías, que permitirán a los pasajeros poder disfrutar de alimentos en un espacio completamente diseñado para ello. El lugar generará un espacio urbano en el que los transeúntes podrán esperar bajo una tenso estructura, además contará con iluminación LED y tótems de recarga para notebooks y celulares.

A ellos se suma, el mejoramiento integral de los baños lo que subirá el estándar higiénico del espacio que espera ser un referente a nivel local, para proyectos que apuntan al fomento del turismo.

La iniciativa significó una inversión de aproximadamente 584 millones, provenientes de las arcas municipales. Desde el 18 de marzo que las fronteras se cerraron por decreto, tanto de los gobiernos peruano como chileno, lo que ha permitido impulsar el proyecto mientras no hay pasajeros.