60 mujeres han recibido cirugía plástica para eliminar “guatita de delantal” en Arica

Calificado Equipo de Cirujanos Plásticos que realizaron las abdominoplastías en Arica, entregan algunas recomendaciones y detalles de este proceso.

En agosto de 2019 comenzaron las primeras abdominoplastías en Arica, como parte del programa del Ministerio de Salud que busca dar solución a mujeres que padecen de las llamadas “guatitas de delantal”. A la fecha ya son 60 mujeres las que han recibido esta cirugía en el Hospital Regional de Arica, de un total de 974 pacientes que cubre el programa a lo largo de Chile; siendo Arica la única región que logró cumplir con los objetivos impuestos por el Ministerio de Salud, respecto a la cantidad de pacientes que debieron ser operadas en el año 2019.

Para poder llevar a cabo las intervenciones quirúrgicas, el Servicio de Salud Arica contó con el apoyo de un equipo técnicamente calificado, formado por dos cirujanos plásticos acreditados por la Superintendencia de Salud: Rolando Gonzalez Ciriano y Juan Pablo Cisternas. Este equipo entregó una atención ajustada a las normas de seguridad internacional y fueron los encargados de realizar las evaluaciones para seleccionar a los pacientes, operar y realizar el control postoperatorio.

Tres pacientes que recibieron esta abdominoplastía, aquí nos cuentan su testimonio de vida y hoy día alientan a otras mujeres que también viven esta experiencia.

Paola Araya (43 años) cuenta haber subido más de 40 kilos después de una depresión durante su embarazo “Psicológicamente mi autoestima estaba por el suelo. Si una persona me miraba yo sentía que me estaba mirando por lo mal que me veía. Mi cuerpo no me gustaba para nada sobretodo mi guatita. Llegue a pesar 115 kilos, toqué el suelo con mi gordura”, declara.

Asimismo Marcela Maldonado (42 años) señala “No me gustaba salir porque no me gustaba ponerme ropa donde se me veía la guatita, siempre tenía que andar con ropa mucho más ancha y eso me daba un poco de pena”.

Así también es el relato de Esmeralda Rosales (54 años) “no me agradaba mi cuerpo, sobretodo mi guatita y para disimular usaba calzones de talle alto y una camiseta elástica que me ocasionaba cansancio, porque tenía que estar rígida”, señala.

La “guatita de delantal” es la piel que ha cedido por laxitud, es decir, la pérdida de firmeza de la piel; y que cuelga hacia la zona del pubis. El objetivo de este Programa es reconstruir la pared y músculos abdominales junto a la remoción del exceso de piel y grasa. Una cirugía reconstructiva, que les ha devuelto el autoestima y su seguridad para enfrentarse al mundo.

El cirujano plástico Rolando González Ciriano -que operó a esta tres mujeres- advierte algunas medidas antes de someterse a esta operación “Hay criterios super estrictos que son absolutamente alcanzables por las pacientes que se disponen a someterse a un plan de dieta y de control de comorbilidades; y están enfocados principalmente en evitar complicaciones como infecciones, problemas de cicatrización, sangrado y trombosis. Estos requisitos son elaborados por el Ministerio de Salud en conjunto con la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, para protección de los pacientes”.

El camino para reconstruir el cuerpo
El cirujano plástico Juan Pablo Cisternas nos recuerda que esta cirugía debe ser enfrentada con responsabilidad para evitar así complicaciones importantes. “La abdominoplastía es una cirugía mayor que debe ser realizada en un centro calificado y por profesionales certificados. Por eso es importante seguir las recomendaciones del Ministerio de Salud y así reducir los riesgos inherentes a cada procedimiento”.

Paola Araya hoy saca cuentas alegre y recuerda cómo inició este proceso “Comencé a hacer ejercicios sola en mi casa y comer sano. Luego fui a clases de zumba 3 veces por semana y me sentí libre bailando con todas las mujeres igual que yo. Me hablaron de la agrupación “Guatita delantal” y no me sentí sola en esto. La presidenta (Claudia Bustamante) me dijo que aquí me ayudarían a salir de esta tristeza, y así fue”, advierte.

El Programa de Abdominoplastías del Ministerio de Salud en el Hospital Regional de Arica continuará desarrollándose durante 2020 para mujeres que padecen de este problema y necesitan reconstruir su abdomen. “En Arica hay muchas mujeres que cumplen los criterios y se están preparando, la gente ha sido super dedicada y super comprometida” señala el cirujano plástico Rolando González Ciriano.

El equipo de cirujanos plásticos que estuvo a cargo de este Programa en Arica, fue bien recibido no sólo por su certificación profesional, sino también por su calidad humana que brindó seguridad a las pacientes.

“Los doctores fueron muy amables, me sentí segura en sus manos. Mi recuperación fue rápida y saludable. Los cirujanos devolvieron la sonrisa a mi cara. Me siento bonita y miro la vida con otros ojos. Boté esa ropa fea que tapaba mi cuerpo, porque volví a nacer”, señala Paola Araya.

La misma sensación es la que advierte Esmeralda Rosales “Me siento feliz a más no poder, porque me miro al espejo y veo mi vientre liso, sin estrías, no hay piel suelta y me siento hermosa con mi cuerpo. Los cirujanos que me operaron son geniales, empáticos, con calidad humana y preocupación hacia nosotras. Los felicito por su vocación”.

“A diferencia de mis compañeras, mi recuperación fue larga y un poco incómoda por el drenaje, pero no me salieron seromas, no tengo ningún problema, a veces siento unos tironcitos a los costados, pero el cambio fue muy grande, me siento diferente ya no me ando escondiendo”, señala Marcela Maldonado.

Para continuar esta labor en Arica, se espera la reactivación del programa desde el Ministerio de Salud. Y para poder acceder a este beneficio existen dos vías, una de ellas es consultar en el movimiento “Guatitas en Delantal” o solicitar una interconsulta en el consultorio más cercano, para entrar en el programa ministerial.