50 Agricultores de Azapa y Lluta se perfeccionan para ser más competitivos

agricultores_capacitacion_lluta_azapaConceptos como riego, fertilizantes, energías renovables, mejoramiento uso hídrico, manejo de residuos, entre otros, son los que ha ido incorporando la agricultora del Valle de Lluta, Gladys Humire, gracias a su participación en los talleres del proyecto “Producción Limpia de Tomates y Pimientos de Arica y Parinacota”, que lidera en su segundo ciclo ASOAGRO con el apoyo del Consejo Nacional de Producción Limpia, dependiente de Corfo, y que ejecuta Egea Consultoría.

Gladys anotó cada uno de los temas que expuso el ingeniero agrónomo Bernardo Cifuentes en la segunda capacitación del 2015, efectuada en el salón “Saúl Oviedo Gutiérrez” del Terminal Asoagro y a la que asistieron los 50 agricultores beneficiados con esta instancia, que forma conocimiento o competencias en los agricultores de la región para producir más limpio y mejorar los costos de producción.

“Es importante que el Estado se preocupe de los agricultores, ya que los valles de Azapa y Lluta somos los huertos de Chile en invierno. Así que valoro esta clase, ya que el expositor nos habló de todo, clima, suelo, agua, incluso de energías renovables, temas que para mí son muy útiles”, dijo al explicar que está aprendiendo para dedicarse al cultivo del tomate y pimentones, dejando atrás el choclo y la cebolla.

AGRICULTORES MÁS COMPETITIVOS
Para Jorge Vega, secretario del Comité Regional de Producción Limpia, el principal objetivo de este taller es que los productores logren implementar prácticas de manejo sustentable, previniendo, mitigando y reduciendo la contaminación generada por la actividad. “En este sentido es que hemos definido metas de mejoras productivas y ambientales en ámbitos como el manejo de productos fitosanitarios, de residuos sólidos, prevención de riesgos y enfermedades profesionales, formación de capacidades, gestión de la energía y uso eficiente del agua”.

Agregó que si se quiere llegar a nuevos mercados y aumentar el número de clientes de nuestros productos, “necesariamente debemos ser más competitivos no sólo en cuanto a precio sino en cuanto a la calidad del mismo. Debemos ser innovadores y crear más bienes y servicios utilizando menos recursos y siendo realmente ‘ecoeficientes’”.

Otro de los asistentes al taller fue Luis Acosta del Valle de Lluta, donde trabaja en la modalidad de tomate de suelo. “Quiero saber más, por eso me interesa asistir a estos cursos. Y a pesar que el tiempo es escaso, vale la pena el esfuerzo porque estar certificado te permite estar un paso adelante”.

Egea Consultoría informó que los talleres continuarán desarrollándose en el transcurso del presente año, cuyas jornadas serán informadas oportunamente a los agricultores de los valles de Azapa y Lluta.