450 alumnos migrantes del DAEM recibirán visa de residentes

Un arduo trabajo realizaron las asistentes sociales de las escuelas rurales municipalizadas y la Oficina Comunal de Migrantes para hacer un catastro de todos los estudiantes que llegaron con sus familias a los valles en forma irregular, con el fin de lograr una visa de estudiante que les permita acceder a todos los derechos y beneficios del sistema escolar chileno.

Las primeras 9 visas se entregaron en el Liceo Agrícola José Abelardo Núñez en una simbólica ceremonia con la asistencia de autoridades, padres y apoderados, profesores y profesionales del DAEM.

Los pequeños estudiantes Roy Aguilar Huamán, Kevin Apaza Apaza, Julio Flores Alejo, Briseida Flores Alejo, Alejandra Huanto Muñoz, Roger Huarachi Ayca, Angel Mendoza Martínez, Xavi Peralta Limache y Yudith Soto Condo, firmaron las actas y recibieron sus visas en medio de la emoción de sus padres.

Silvia Eugenia Ayca Mamani, boliviana, madre de Roger Guarachi Ayca, expresó: “Estoy alegre, ahora voy a sacar su carnet y mi hijo va estudiar acá, le gusta este país, yo entré en febrero con él y no quiere volver a Bolivia, dijo que quería ser chileno y estudiar una profesión y recibirse algún día aquí “.

En tanto Carol Fica Orellana, asistente social de la Unidad Subvención Escolar Preferencial (SEP) del DAEM se refirió al arduo trabajo previo que se debe realizar para obtener un visa para estudiante: “Esto corresponde al programa Chile te Recibe que es un convenio entre el Ministerio del Interior, Ministerio de Educación y los municipios para que todos los niños extranjeros tengan el derecho a regularizar su situación migratoria. Ha sido un arduo trabajo de las asistentes sociales de cada escuela municipalizada y ya estamos logrando frutos. En el Liceo Agrícola de Azapa tenemos 113 alumnos en situación irregular y están en vías de obtener su visa”.

Karina León Leiva, encargada de la Oficina Comunal de Migrantes señaló: “Ha sido un proceso muy largo que partió en enero para hacer un catastro con el DAEM, recuperando documentos y antecedentes de cada niño y llegamos a esta cifra, unos 450 niños en los establecimientos educacionales, y además niños que no están en el DAEM y esto aumentará la cantidad de menores a regularizar”.

Existe natural alegría entre la población migrante porque se abren las posibilidades para que los niños y niñas puedan estudiar con el derecho a recibir todos los beneficios, sin ningún tipo de discriminación.