30 empleos en peligro de desaparecer por amenazas y disturbios en rotonda Tucapel

A las constantes manifestaciones “pacíficas” desarrolladas en el sector de la rotonda Tucapel, que tienen arruinado el sector, la quema total y saqueo del supermercado Líder, se suma ahora el Servicentro Baltolu, ubicado en el mismo conflictivo sector y que da trabajo a 30 personas.

En conversación sostenida con AricaMia, Marcos Baltolu Madariaga, gerente de la empresa, informó que debieron informar a sus empleados (30), que por el momento el servicentro cerrará sus puertas hasta cuando la situación y las amenazas de quema y destrucción del recinto y constantes ataques con proyectiles se terminen. “No podemos arriesgar a nuestros empleados y clientes que en un momento determinado la turba destruya lo que con años de esfuerzo y sacrificio hemos construído”.

Nos cuenta el gerente: “Esto lo comenzó mi abuelo Salvatore Baltolu en el año 1967, en tiempos que ni siquiera existía la rotonda ni tampoco el paso bajo nivel y con mucho trabajo lo hemos podido sacar adelante, luego siguió al fallecimiento de mi abuelo, mi madre Angela y ahora seguimos nosotros. Un negocio familiar que ha ido creciendo y damos trabajo a 30 personas”.

“Como una medida de seguridad, debido a que trabajamos con mucho material combustible, tales como aceites, bencina y petróleo, hemos trasladado todo hacia otro sector de la ciudad como una forma de evitar que en un posible ataque incenciario, como nos han amenazado, esto se convierta en un infierno de llamas y amenace con arrasar la población cercana”, puntualizó.

“Por el momento, reitero, ya no estamos atendiendo y está prácticmente cerrado. Como usted puede apreciar toda la fachada de nuestro local está rayada y hay destrucción producto de proyectiles que han lanzado”.

“No hemos tenido ayuda de nadie. Hemos planteado el problema a las autoridades pero no hemos tenido ninguna respuesta y además la gente cree que este negocio es de mi tío Nino y el no tiene nada que ver con esto. Mi mamá es prima de Nino pero el negocio es nuestro y tal como le informé lo creó mi abuelo Salvatore”. Finalizó.

Es de esperar que la situación se normalice y los empleados, que hoy están en status quo, puedan volver a su trabajo. La medida tomada, ha sido comentada en las redes sociales, lamentando la decisión tomada.