Tribunal Oral de Arica condena a 15 años de presidio efectivo a autor de homicidio en población Los Industriales

Tribunal Oral en lo Penal de Arica

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica condenó hoy –lunes 12 de febrero– a Alejandro Manuel Cortez Ramírez a la pena efectiva de 15 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple. Ilícito perpetrado en abril pasado, en la ciudad.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Carmen Macarena Calas Guerra (presidenta), Eduardo Rodríguez Muñoz (redactor) y Ricardo Alveal Venegas– aplicó, además, a Cortez Ramírez las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de las costas del juicio.

(…) la pena aplicable consta de un grado de una pena divisible, por lo que no perjudicando al acusado circunstancias agravantes de responsabilidad penal ni favoreciéndole circunstancias atenuantes, tal cual lo prescribe el inciso primero del artículo 67 del Código Penal, el Tribunal podrá recorrer la pena en toda su extensión, teniendo a la vista para la fijación del quantum, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 69 del mismo código, los graves efectos que la acción homicida provocó no solo en la víctima, sino también en su entorno familiar, por cuanto sabido es lo que representa la pérdida de un hijo, relativamente joven, para una madre; pero más aún puede estimarse el daño provocado en un hijo de 4 años de edad, que no sólo pierde la figura paterna sino que además se ve enfrentado a temprana edad a un hecho tan traumático como es que su padre haya sido baleado en la calle”, sostiene el fallo.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en horas de la noche del 27 de abril de 2017, Cortez Ramírez, en compañía de dos sujetos no identificados, abordo de una camioneta rondó el domicilio de la víctima y circuló por la población Los Industriales. Al llegar a calle Las Canteras con Barros Arana, ubicó a Alexis Aravena Hernández en la plaza del lugar en compañía de otro sujeto.

Tras estacionar y descender del móvil, procedió “a disparar en contra de éste en a lo menos tres oportunidades, impactando uno de los proyectiles en la cabeza de Aravena Hernández, para luego huir del lugar, falleciendo la víctima producto de un trauma craneoencefálico abierto, provocado por una herida penetrante craneana por proyectil, debido a disparo por arma de fuego”.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.