Seremi Salud y PDI incautan medicamentos que se vendían en feria infringiendo norma sanitaria

Más de 3.900 comprimidos contenidos en cajas y sobres de antibióticos y otros medicamentos fueron incautados por la PDI. Los productos decomisados fueron entregados la Policía a la SEREMI de Salud para su posterior destrucción e inicio de un sumario sanitario al infractor.

La seremi de Salud, Giovanna Calle, advirtió que “la comunidad no debe adquirir medicamentos en cualquier lugar, sino sólo en establecimientos autorizados, ya que el buen funcionamiento de éstos son fiscalizados de manera permanente por la Autoridad Sanitaria, con el fin de que cumplan la normativa y los productos se encuentren en buen estado”.

La incautación se produjo durante un control al interior de un terminal agropecuario a la salida sur de Arica, donde se detuvo a una persona que realizaba la venta de los productos contraviniendo la normativa sanitaria.

Sobre el procedimiento policial, el subcomisario, Francisco Valdenegro, de la BIDEMA de la PDI Arica y Parinacota, precisó que se trata de “una persona de nacionalidad chilena, sorprendida en delito flagrante, expendía antibióticos y anti-inflamatorios, infringiendo la norma sanitaria, promoviendo la medicación irresponsable”.

El subcomisario acotó que desde abril se desarrollaba una investigación y un análisis criminal, que permitió descubrir a la persona en el cometido de la acción. Esta, ya había sido detenida por el mismo incumplimiento de la norma sanitaria, en marzo último.

Gonzalo Ramos, jefe de la Unidad de Asuntos Farmacéuticos de la SEREMI de Salud, explicó que la “venta en lugares no autorizados, coloca en riesgo la salud humana; induce y promueve la automedicación irresponsable y la autoprescripción sin que la persona tenga claridad del diagnóstico de su enfermedad”.

Ramos, agregó, que se incautaron “distintos tipos de antibióticos para tratar diferentes y determinados tipos de infecciones bacterianas; indiscriminadamente (a través de la venta) se pretendía hacer uso de estos antibióticos para atacar cualquier tipo de infección, generando resistencia bacteriana y colocando en una situación precaria de salud a la persona ya que al no contar con diagnóstico médico, puede enmascarar una patología que se va a agravar en el tiempo”.

Detalló que estos medicamentos se deben venden con presentación de receta médica, y que todos los fármacos deben ser expendidos en establecimientos autorizados como farmacias.

Los medicamentos fueron incautados, y estos serán destruidos. El vendedor infractor arriesga sanciones contenidas en el Código Sanitario, y la PDI, a través de la BIDEMA, entregó los antecedentes del caso al Ministerio Público local.

La seremi de Salud, Giovanna Calle, entregó el balance parcial a la fecha de los fármacos incautados por no cumplir con las exigencias sanitarias. “Durante lo que va transcurrido de este año, se han incautado más de 75.000 unidades de diferentes medicamentos”.